Saltar al contenido

¿Se puede usar agua para limpiar o guardar lentes de contacto?

Nunca se debe limpiar, ni guardar lentillas de contacto en agua. Esto es muy peligroso para la salud ocular. Una higiene y desinfección incorrecta en los lentes de contacto puede causar muchas infecciones. Lo mejor es cuidar la salud y usar siempre una solución especial para la limpieza y almacenamiento de las lentillas.

¿Por qué no se puede limpiar o guardar las lentillas en agua?

El agua no es una solución adecuada para limpiar o guardar lentillas porque no es estéril y estos accesorios oculares necesitan ser desinfectados.

El agua del grifo es potable por eso puede ser consumida, pero no es estéril. Ni siquiera el agua mineral purificada o agua destilada cumple la función de desinfectante.

En las lentillas se acumulan muchos microorganismos, como bacterias y hongos, que deben ser eliminados utilizando la solución adecuada,. El agua no llega a limpiar las lentillas como es necesario, mucho menos a desinfectarlas.

¿Cuáles son los riesgos de limpiar o guardar los lentes de contacto en agua?

Si los lentos de contacto no reciben la limpieza y desinfección adecuada se corre el riesgo de padecer una infección ocular.
Los microorganismos que se acumulan en las lentes, al no ser desinfectada, se pondrán en contacto con los ojos pudiendo provocar infecciones de diferentes tipos y consecuencias como la perdida de visión.

Relacionado: ¿Se puede dormir con lentillas?

Ademas, como el agua también puede causar daños en la composición y forma de las lentillas. Si estas se encuentran deformadas no se adaptaran correctamente a los ojos provocando molestias, irritaciones, problemas en la visión, entre otros.

¿Qué hacer si se acaba el liquido para lentillas?

El liquido para lentillas es la única solución adecuada para la limpieza y el mantenimiento de los lentes de contacto. Su composición ha sido pensada especialmente para la desinfección, esterilización, hidratación y mantenimiento de estos accesorios. Las lentillas necesitan ser cuidadas con este liquido para poder ser utilizadas sin riesgos a infecciones u otros problemas oculares.

En caso que se acabe el liquido para lentillas, nunca hay que usar agua del grifo ni agua mineral o destilada. Tampoco nunca se debe guardar las lentillas sin liquido.
Solo por una noche o por pocas horas se puede guardar las lentillas en suero fisiológico. Esta solución salina tiene una composición similar a la de las lagrimas. Si no se cuenta con suero fisiológico tampoco, como ultima opción se puede preparar una solución salina casera.

Más Información: ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las lentes graduadas?