Saltar al contenido

¿Qué quiere decir la frase: No todo lo que brilla es oro?

El refrán “No todo lo que brilla es oro” aconseja no guiarse por las apariencias ya que no todo lo que parece bueno, realmente es así.

¿Cuál es el origen del dicho: No todo lo que brilla es oro?

Este dicho popular utiliza como ejemplo a este metal precioso y una de sus principales características para dejar una gran enseñanza.

Desde siempre el oro ha sido un elemento de mucho valor para los seres humanos. El color y el brillo del oro es uno de sus principales atractivos, pero lo que en realidad le da valor es la poca abundancia de este metal blando en el mundo.

La advertencia que deja este refrán es muy clara: no todo lo que brilla es oro. Uno no puede asegurar rápidamente que un objeto es oro solo porque es de color amarillo y brilla. El oro es mucho más que brillo, lo que le otorga valor son otras cualidades. Cualquier objeto o metal puede tener brillo, pero no es oro, no tiene su misma composición.

Para ejemplificar mejor esto podemos mencionar al “oropel”. Esta es una lamina metálica de cobre o latón que, por su acabado y su color dorado o plateado, se utiliza para aparentar oro.
Es por esto también que se utiliza el termino ‘oropel’ para decir que algo aparenta ser valioso pero no lo es.

Otros refranes similares a este son: “No esto todo el sayal alforjas”, “No todo el monte es orégano” y “Ratones, arriba, que todo lo blanco no es harina”.

¿Qué enseña el refrán: No todo lo que brilla es oro?

El refrán “No todo lo que brilla es oro” enseña que lo que puede parece bueno y valioso por afuera puede estar engañando con sus apariencias.

Una persona, un objeto o una situación puede parecer de lo mejor visto desde afuera, es decir, observando solo las apariencias pero la realidad puede ser totalmente diferente.

Cuando uno ve algo brillante se deslumbra y piensa que es oro. Lo mismo sucede cuando uno ve una persona o situación que parece perfecta y quedar deslumbrado, pero al conocerlo un poco más se da cuenta que no es tan bueno como parecía.