Saltar al contenido

¿Qué es una decoración minimalista?

La decoración minimalista es una decoración moderna que se basa en la simpleza, menos es más. Sus pilares son las lineas sencillas, las formas geométricas y los colores neutros.

¿En qué consiste una decoración de estilo minimalista?

El minimalismo es un estilo decorativo que combina la modernidad con la elegancia y la sencillez. El estilo de vida minimalista incita a vivir con menos para tener una mejor calidad de vida y esto se aplica en la decoración: se reducen al máximo la cantidad de objetos para darle más valor y mayor utilidad a cada uno de ellos, como resultado se disfruta de un espacio amplio y cómodo.

La clave del minimalismo es la simpleza. Gracias a la sencillez en lineas, formas y colores es que se pueden lograr espacios llenos de paz y armonía, un refugio en donde esconderse del estilo de vida tan estresado y agobiado que se lleva en la actualidad.

¿Cómo decorar un espacio minimalista?

Colores

Uno de los factores más importantes para lograr el objetivo del minimalismo son los colores. Por medio del uso de tonos claros y neutros se conseguirán espacios luminosos y que transmitan calma.

Para evitar que sean espacios demasiados fríos se recomienda añadir algunos toques de colores vivos para generar contraste. Lo mejor es añadir accesorios en colores fuertes, estos toques le darán vida a la decoración.

Materiales

Los materiales elegidos para una decoración minimalista deben cumplir una condición: lucir brillantes.

Entre las opciones más elegidas se encuentra la madera lacada, el vidrio o cristal, el aluminio y el cuero sintético. Lo ideal es combinar estos materiales para crear una decoración más variada y llamativa.

En cuanto a los textiles, en las decoraciones minimalistas se deben evitar las telas pesadas. En su lugar es mucho mejor decorar con textiles ligeros, como el algodón y el lino. Ademas, los estampados – a menos que sean textos o figuras geométricas – deben limitarse, es mejor usar textiles lisos.

Muebles

En cuanto a los muebles, el minimalismo dice que menos es más así que se deben retirar todos aquellos muebles que no sean fundamentales.

Ademas, los muebles grandes y con formas muy ostentosas tampoco combinan con esta decoración. Lo mejor son los muebles de lineas rectas, con diseños sencillos, pero multifuncionales o con gran amplitud.

Iluminación

La iluminación también es fundamental en una decoración. En este caso se necesita de una luz fría y potente para lograr espacios que parezcan mucho más amplio de lo que son.

Puede tratarse de una luz artificial, lo mejor es que sea de color blanca. Esta debe ubicarse en sitios estratégicos para no generar sombras de muebles o accesorios que opaquen la decoración.

Ademas las paredes que, por ser minimalistas, no tienen tantos decorativos pueden llevar luces empotradas para que sean más vistosas pero también funcionales.