Saltar al contenido

¿Qué es la Geología de Petróleo?

La geología del petróleo es la rama de aplicación de la geología que se encarga de estudiar el origen, las características, la localización  y la extracción de los yacimientos petroleros y de gas. En ella se usan diversos métodos o técnicas para la mejor exploración y explotación de yacimientos de hidrocarburos.

¿Cómo surge la geología del petróleo?

¿Qué es la Geología de Petróleo?

Esta disciplina se origina entre los años 1970 a 1980. Cuando las empresas petroleras invierten en la exploración y los geólogos de la época contribuyeron en nuevas mejoras  para el estudio de la localización y extracción del hidrocarburo. Dicha aplicación suele ser usada también en las grandes obras de ingeniería civil. Un ejemplo son los túneles.

Mas información: ¿De donde proviene el petroleo?

Una de los principales objetivos es la localización. Así mismo el tamaño y estimación de las reservas del hidrocarburo. Estos métodos geofísicos son de gran importancia ya que nos permiten conocer las propiedades del subsuelo sin la necesidad de irrumpir en éste. Dando así mayor asertividad a la hora de perforar para la explotación de un yacimiento.

Mas información: ¿Por qué el petroleo es un recurso no renovable?

¿Qué es la Geología de Petróleo?

¿Cuáles son los métodos de exploración?

La exploración previa a la perforación utiliza, dependiendo del terreno en donde se encuentran, estudios de paleontología,  paleoecología, de mapas geológicos y geomorfológicos y de métodos geofísicos. Para determinar el potencial de las rocas (porosidad y permeabilidad) y así estas sirvan para producir, almacenar y ejercer como trampa para los hidrocarburos.  La geofísica también es muy importante en esta etapa ya que nos permite conocer sin entrar al suelo, sus propiedades físicas, y sabiendo que el petróleo se almacena en las estructuras anticlinales.

Mas información: ¿Qué son las Ciencias Naturales?

En la exploración durante la perforación se extrae información de porosidad y permeabilidad litológica. Utilizando los métodos directos (muestras extraídas del suelo mediante una tubería de perforación) y los métodos indirectos (registros eléctricos y pruebas de formación).