Saltar al contenido

¿Por qué se devalúa una moneda?

Las monedas van perdiendo valor por los cambios en el mercado. Este puede deberse a una caída en la demanda o una suba en la demanda de otras monedas. Lo mismo sucede cuando el dinero que circula en el país aumenta y las reservas no están equilibradas. También puede suceder que los gobiernos del país decidan devaluar una moneda por objetivo en especifico.

¿Por qué las monedas pierden valor?

Tasa de cambio

La devaluación de las monedas tiene lugar cuando las reservas económicas de un país van decreciendo. Entonces, los billetes y monedas no pueden mantener su valor y debe disminuir.

El valor de las monedas siempre debe estar equilibrados con las tasas.

Deuda externa

Otra de las razones por las cual la moneda de un país pierde valor es por pagar un monto menor de deuda externa.

Hay países que tienen una deuda por un periodo largo. Ellos deben paga esta deuda en su moneda. Entonces, si la moneda se devalúa con el tiempo, la cantidad de dinero que deben pagar también va siendo menor.

Relacionado: ¿Que es la moneda?

Por supuesto esta no es una manera correcta de manejar la economía del país. Aunque en el momento pueda servir de ayuda, a largo plazo trae muchas consecuencias negativas y es la población la que debe sufrirlas.

Exportaciones

Si la moneda se devalúa, el nivel de importaciones sube y las importaciones bajan.

Como la moneda vale menos, los productos locales también tienen un precio menor. Esto hace que se vuelvan más atractivo y se exporten con más facilidad.
En cambio, los productos que vienen del extranjero mantienen sus precios, los cuales en comparación a los productos locales son caros. Como resultado, la demanda de estos baja considerablemente.

Esta estrategia ofrece muchos beneficios al mercado nacional. Los productos fabricados en el país se venden mucho más y entonces el dinero sigue circulando dentro de la economía local.

Más Información: ¿Cuál es el valor de las monedas antiguas?

Luego, cuando estos productos ya tienen una demanda medianamente alta, la moneda nuevamente vuelve a cobrar valor y el precio de los productos se normaliza.