Saltar al contenido

¿Por qué es malo comer muchas semillas de girasol?

Las semillas de girasol tienen muy buenas propiedades nutricionales, son ricas en vitaminas y actúan como antioxidantes. Aun así, si se consumen en exceso pueden ser negativas para la salud ya que aportan mucha grasa, sodio, fósforo y selenio.

¿Es malo comer pipas de girasol?

Estas semillas, comúnmente conocidas como ‘pipas de girasol’ son uno de los snacks preferidos, no solo porque son deliciosas sino también por sus propiedades.

Las ‘pipas’ son buenas para la salud: son rica en vitamina E, minerales y fibras, tienen grasas saludables y son consideradas un poderoso antioxidante.

Como todo, comer pipas en exceso es lo que es malo. Así que no hay que privarse de disfrutar de estos snacks en la cantidad adecuada, ya que ademas se esta aportando beneficios a la salud, pero nunca sobrepasarse porque podría ser riesgoso.

¿Qué cantidad de semillas de girasol se puede consumir por día?

La cantidad recomendada de semillas de girasol que se pueden consumir por día es de 30 gramos, lo que equivale a 200 calorías.

Estas semillas parecen adictivas, es imposible comer solo un poco, siempre se quiere más, pero hay que saber controlarse para que no se convierta en un riesgo para la salud.
Si se comen pipas sin control, el organismo comenzara a sufrir las consecuencias. Las semillas de girasol tienen muy buenas propiedades para salud que hay que saber aprovechar y la manera de hacerlo es consumiendo la cantidad recomendada, no más.

La porción de pipas o semillas de girasol diaria es de 30 gramos como máximo. Esto seria ¼ de taza. Con esa cantidad se obtienen aproximadamente 200 calorías, solo un 10% del aporte calórico que se necesita a diario en una dieta.

¿Cuáles son las consecuencias de comer pipas de girasol en exceso?

El problema de comer pipas o semillas de girasol en exceso es que este snacks tiene un alto contenido de grasas.
El aceite de girasol se obtiene justamente de estas semillas. Consumir mucha grasa nunca es bueno, y aunque estas semillas tengan grasas saludables, aun así no hay que abusar.

Ademas, su aporte calórico también las convierte en un alimento que se debe consumir de forma controlada para no sufrir sobrepeso con todas sus consecuencias y tener el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular, siendo que también contienen mucho sodio.
Otra opción es consumir pipas sin sal, es mucho más saludable ya que por lo general las compradas en mercado tienen mucha sal oculta.

Estas semillas de girasol también contienen selenio que en exceso puede provocar alergias y erupciones en la piel, y fósforo que puede tener efectos negativos en el sistema renal.