Saltar al contenido

¿Por qué el cigarrillo causa adicción?

El componente principal del cigarrillo es la nicotina. Una vez inhalada, está tarda 10 segundos en llegar al cerebro. Allí desencadena una reacción bioquímica que origina un «subidón» que resulta agradable temporalmente. Si se vuelve un hábito, el cuerpo se acostumbra a tener ciertos niveles de nicotina, haciéndose adictiva.

Cómo se produce la adicción a la nicotina

Cuando un cigarrillo se apaga es cuando el nivel de nicotina es más alto en la sangre.

Esto se debe a que en ese momento  está en plenos efectos bioquímicos que alteran el estado de ánimo en el cerebro.

Aproximadamente en media hora, estos niveles descienden significativamente y las personas comienzan a presentar signos de adicción.

Los síntomas que se sienten entre un cigarrillo y el siguiente, genera un pequeño síndrome de abstinencia en las personas.

Cigarrillos
La nicotina del cigarrillo genera adicción

Esto se debe a la subida y bajada del nivel de nicotina en el cuerpo, que a su vez origina subidas y bajadas de estrés y ansiedad.

Aunque sepan que el cigarrillo es nocivo para la salud y es un contaminante, las personas no pueden dejar de consumirlo.

Inicio de la adicción

Todo se inicia con la inhalación del humo del cigarrillo que contiene nicotina.

El humo lleva la nicotina a los pulmones donde es absorbida por la circulación venosa pulmonar.

Luego, la nicotina ingresa a la circulación arterial que la transporta rápidamente al cerebro.

Allí se une a receptores nicotínicos. Allí ocurren procesos químicos que produce la liberación de neurotransmisores.

Además, se activan neuronas dopaminérgicas, que transportan dopaminas por el cerebro.

La dopamina es un químico cerebral relacionado a las emociones, movimientos y sensaciones de placer y dolor.

Relacionado: ¿cuántas personas mueren por año en el mundo?

Además, esas neuronas tienen un papel en el aprendizaje y la activación sensorial.

La liberación de esa hormona convierte fumar en una experiencia agradable que requiere un efecto de refuerzo.

La nicotina también aumenta la liberación de glutamato, que facilita la liberación de dopamina.

La nicotina reduce el umbral de recompensa, un efecto que puede durar más de 30 días.

En el proceso también entran en juego otros neurotransmisores, como la hipocretina.

Cuerpo humano
La nicotina causa placer temporal por la estimulación de dopamina y otros neurotransmisores.

La hipocretina regula los efectos estimulantes de la nicotina en los centros de recompensa del cerebro.

Con la exposición repetida a la nicotina, se desarrolla la neuroadaptación (tolerancia) a algunos de sus efectos.

Por otra parte, la abstinencia de nicotina causa ansiedad y estrés.

Ambas sensaciones desagradables son poderosos incentivos para volver a fumar.

¿Qué contiene un cigarrillo?

El 50% del cigarrillo está compuesto por hojas de tabaco, un 30% de tabaco reconstituido y el 20% restante, por tabaco expandido con monóxido de carbono.

Las hojas de tabaco poseen nicotina. Un cigarrillo puede contener hasta un gramo de nicotina.

El tabaco reconstituido es una mezcla de tallos molidos, polvo de tabaco y tabaco recuperado, al que se le agregan otras sustancias.

Relacionado: ¿cuál es el riesgo de fumar cigarrillos?

Según investigaciones científicas, el cigarrillo contiene más de 4.000 sustancias, de las cuales se estima que entre 200 y 400 pueden ser venenosas y cancerígenas.

Al fumar un cigarrillo, se genera un proceso de combustión incompleta con temperaturas que llegan a los 1000 ºC, y que transforman los componentes originales de la planta.

Fumador
El cigarrillos contiene sustancias nocivas para la salud

Estás sustancias son llamadas aditivos, son fundamentales para la elaboración del cigarrillo y tienen dos funciones:

  • Manipular el contenido de nicotina dentro del cigarrillo (al agregar amoníaco aumenta la liberación de nicotina).
  • Suavizar el tabaco.

Hacer una lista completa de los componentes del cigarrillo es casi imposible.

Aunque es la nicotina del tabaco la que causa la dependencia, los efectos tóxicos del cigarrillo son el resultado de las demás sustancias que contiene.

Por este motivo, los fumadores tienen tasas mucho más altas de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y cáncer que los no fumadores.