Saltar al contenido

¿Existió la Torre de Babel?

Evidencia arqueológica indica que realmente existió la Torre de Babel. Las evidencias de una edificación ubicada en la antigua Babilonia apunta a que no solo es un mito ni una parábola bíblica. A través de ella, la tradición judeo-cristiana simboliza el inicio de los idiomas en el mundo. También el poder de Dios ante la soberbia de los hombres.

La real Torre de Babel

Evidencia arqueológica asocia la Torre de babel con una edificación denominada Etemenanki, en la antigua Babilonia. Se desconoce con precisión el tiempo en el que los hombres construyeron esta edificación. Pero se sabe con certeza que fue reconstruida varias veces.

Data de tiempos inmemoriales, incluso es anterior al Código de Hammurabi. No hay certeza de que el mito creado alrededor de su origen y que su significado, enteramente religioso, sea cierto. Pero sí existió la edificación sobre la cual basaron este mito. Aparentemente se edificó en el tercer milenio antes de Cristo.

torredebabel_1

La real Torre de Babel fue ahallada por un arqueólogo en 1913. No era tan increíblemente grande como describen los pasajes del libro de Génesis en la Biblia. Pero sí estaba pintada con colores azules, para simular que llegaba hasta el cielo. El Etemenanki no medía noventa metros de altura, como dice la Biblia. Su tamaño no superaba los sesenta metros.

Relacionado: ¿Por qué la Mata Hari representaba peligro?

En la actualidad, el Etemenanki o Torre de Babel es una ruina de la que queda poco. Su reconstrucción inició desde la época de Nabopolasar, en el 625- 605 antes de Cristo. El nombre de la edificación significaba “la mansión entre el cielo y la tierra”, lo que coincide con algunos aspectos detallados en La Biblia.

La forma de la Torre de Babel

Los restos que existen de esta edificación impiden que se pueda saber exactamente cuál fue su forma real.

No obstante, la evidencia más cercana como lo es la escritura cuneiforme y restos arqueológicos permitieron aproximaciones. Entre ellas destaca que se trató de un Zigurat, es decir, un monumento de base cuadrada, construido en forma de terraza. Tenía unos siete niveles y un templo en la parte frontal. Para subir al templo había escaleras hechas a base de ladrillos esmaltados.

torredebabel_2

En el último piso de la Torre de Babel, donde estaba el templo, el lugar era de color azul para emular el color del cielo. Evidencias señalan que tenía escaleras en forma de T. Lo que sugiere que había una especie de comunicación interna. Tambièn cabe la posibilidad de que existieran escaleras de zigzag. Pero hasta ahora son especulaciones.

Internamente tenía nichos de celebración y estructuras que podían asemejar a una puerta de entrada al cielo.

Torre de Babel, génesis del idioma

Las escrituras bíblicas hablan de la Torre de Babel como la edificación que dio origen a la diversidad de lenguas e idiomas.

Esta historia cuenta que los hombres se animaron a hacer una edificación que los uniera con el cielo. Era una manera de desafiar los límites terrenales. Cuando avanzaban a pasos agigantados con esta empresa, Dios bajò a supervisar su trabajo.

Dios se dio cuenta de la labor que querían realizar, por encima del orden divino de las cosas. Desafiando su autoridad.

Relacionado: ¿Por qué fue relevante la Belle Epoque?

Por ello, dispersó a los seres humanos. Por cada grupo los puso a hablar idiomas distintos, de manera que no pudieran comunicarse entre ellos ni continuar con la construcción que empezaron.

Desde allí cada grupo se fue a poblar lados de la tierra y sembraron su cultura y lenguaje. Dios determinó, según esta historia, que el poder divino siempre estará por encima de la soberbia de los hombres.

Por ello la Torre de babel dejó de edificarse. Pero, posteriormente, sería destruida por asirios y luego por arameos.