Saltar al contenido

¿Es mejor lavarse la cara con agua caliente o fría?

El agua fría tiene muchos beneficios para la piel. El agua caliente, en cambio, es muy poco recomendable, solo para retirar más fácil la suciedad. Lo más recomendable es lavarse la cara con agua templada, a una temperatura promedio de 30ºC, como también hacer contraste entre agua tibia y fría para relajar los músculos y mejorar la circulación sanguínea.

¿Es bueno lavar la cara con agua caliente?

Siempre que sea posible, hay evitar el agua caliente para lavarse la cara ya que no es bueno para la piel.Cuando sea necesario usar agua a temperatura más alta para retirar suciedad, quitar maquillaje y dilatar los poros, es mejor utilizar agua tibia.
En este ultimo caso, en lugar de lavar la cara con agua caliente es más recomendable colocarse una toalla caliente sobre el rostro, esto también ayuda a desprender la suciedad y restos de maquillajes para que sea más fácil eliminarlos por completo.

Hay que tener en cuenta que el agua caliente tiene efectos calientes sobre la piel ya que aumenta la producción de sebo, lo que termina obstruyendo los poros, además de causar irritación y hasta podrir provocar quemaduras.

¿Cuáles son los beneficios de lavar la cara con agua fría?

El agua fría, por su parte, tiene muchos más beneficios para la piel, pero no es muy efectiva para realizar una limpieza más profunda ya que endurece la suciedad y se hace difícil de quitar.Algunos de los beneficios de lavarse la cara con agua fría son: mejorar la circulación sanguínea, activar el metabolismo, tonificar los músculos, reducir la hinchazón de los ojos, eliminar las toxinas y prevenir el acné.

¿Es más recomendable lavarse la cara con agua fría o caliente?

Ni agua fría, ni agua caliente, para lavarse la cara es mejor usar siempre agua templada.
Al lavar el rostro con agua a una temperatura aproximada de 30ºC, la piel no se desequilibra y se logra realizar una limpieza profunda.

Se recomienda comenzar por humedecer el rostro con agua tibia, nunca caliente, para la suciedad se ablande y los poros se abran. Continua por aplicar el producto limpiador y dejar actuar por unos minutos. Luego, por ultimo, enjuagar con agua fría para terminar la limpieza y cerrar los poros.