Saltar al contenido

¿Cómo ser comediante profesional?

Para muchos, ser comediante supone una profesión muy sencilla, pues no debe ser nada difícil ganar dinero por hacer reír a las apersonas, sin embargo, es necesario entender que si quieres hacer de la comedia tu profesión, debes perseverar y ser auténtico, además, es importante que te identifiques con un estilo sin caer en lo trillado, repetitivo o pero aún, plagiar el contenido de alguien.

Consejos para ser comediante

Dedicarse a la comedia es algo que no se decide de la noche a la mañana, pues los comediantes requieren de mucha práctica para desarrollar su estilo y de la presencia de un público que disfrute de su trabajo dando lugar al mejor resultado que, en este caso, es la risa.

Debes ser realista

Lo primero que debes tener en cuenta para ser comediante es centrarte en la realidad de tu desempeño, es decir, debes evaluar de forma realista cuales son tus fallas y virtudes.

No creas que es lo mismo hacer reír a tu familia o amigos que hacer reír a un gran público, tu desempeño puede llegar a ser cuestionable ante una gran masa, así que lo mejor será que evalúes si de verdad tienes madera para la comedia.

Cómo ser comediante profesional
Para ser comediante debes ser realista con respecto a tu desempeño

Además, si quieres ir por un gran público lo mejor será que te prepares de forma profesional, existen libros, capacitaciones y más que pudieran ayudarte con el desarrollo de tus cualidades.

Define tu estilo

No todos los comediantes tienen el mismo estilo y esto es lo que los hace auténticos en relación con otros, así que lo mejor será que definas por cuál línea te irás.

Para definir el asunto, es recomendable que presencies las actuaciones de otros comediantes, así su estilo no te parezca nada agradable para tu gusto, de seguro podrás rescatar otras cosas, como dominio de escena, presencia, interacción con el público, velocidad con que desarrollan su show y más.

Más Información: ¿Por qué el Joker de Joaquín Phoenix ha sido tan famoso?

Recuerda que el estilo que elijas es aquel que te hace sentir natural y cómodo a fin de que tu presentación no se vea forzada o actuada.

Una vez que establezcas el estilo particular de tu actuación, puedes asistir como público a las noches de comedia en vivo o de micrófono abierto para tomar nota de lo bueno y lo malo de cada presentación.

Prepárate

Una vez que hayas definido tu estilo, lo mejor será que trabajes en ello, así que es momento de nutrir tu preparación con la ayuda de otros profesionales en la materia.

Cómo ser comediante profesional
Debes de prepararte cada día con ayuda de profesionales

La idea de ser comediante es que vayas al ritmo de la versatilidad con respecto a los temas, no caigas en la frustración si sientes que has fallado, lo mejor será deshacerse de ese tema y trabajar en aquello que si te ha resultado, la idea es innovarte cada día con material y presentaciones frescas para que el público no se sienta aburrido.

Ensaya tu presentación

No creas que la comedia no se ensaya ni se practica, es muy necesario que prepares con anticipación tu material, conozcas muy bien los temas que has de mencionar en tu presentación, incluso deberás tener un par de temas bajo la manga en caso de que suceda cualquier imprevisto.

Más Información: ¿Quién fue Joan Rivers?

La práctica de tu presentación te permitirá hacerlo con más naturalidad, evaluar tu tono de voz, puesta en escena, dominio del público y otros aspectos importantes.

También debes estar preparado para salir adelante ante cualquier respuesta negativa del público, pues no se verá bien si abandonas el show.

Toma en cuenta todos estos consejos y de seguro tu carrera como comediante profesional irá rumbo al éxito.