Saltar al contenido

¿Cómo jugar a «Ponle la cola al burro»?

Ponle la cola al burro” es un juego clásico infantil en el que se debe intentar, teniendo los ojos tapados, colocar la cola al dibujo de una silueta de burro.

¿Qué se necesita para jugar a «Ponle la cola al burro»?

Para poder jugar a “Ponle la cola al burro” se necesitara de cartulina o papel de color y marcadores de colores para poder dibujar la silueta del burro.

También se debe fabricar la cola del burro y para eso se pueden utilizar papel afiche de colores, telas y lanas.

Relacionado: ¿Cómo jugar con la canción “Juguemos en el bosque”?

Ademas se necesitara de cinta adhesiva, alfileres o velcro, un material que permita adherir la cola del burro en su lugar.

Por ultimo, para cubrir los ojos de los niños se utilizara un pañuelo o un antifaz.

¿Cómo organizar el juego «Ponle la cola al burro»?

El primer paso para organizar el juego “Ponle la cola al burro” es dibujar la silueta del burro que, por supuesto, no debe tener cola.
Luego, por separado, se debe elaborar la cola del burro utilizando materiales de colores y en el extremo se le añadirá la cinta adhesiva, el velcro o el alfiler.

El dibujo de la silueta de burro se debe colocar contra una pared, a una altura cómoda para los niños que participen.
A cada uno de los jugadores se le debe entregar una cola de burro que tenga su nombre.

Más Información: ¿Qué pasa en el cerebro de los niños cuando juegan?

Los niños deben acomodarse en filas, cada uno sosteniendo su cola de burro ¡Y a jugar!

¿Cómo se juega a «Ponle la cola al burro»?

Turnándose uno a uno, un niño debe pasar adelante y se le cubrirán los ojos atándole un pañuelo o colocándole un antifaz.
Si se desea también se puede hacer que el niño gire algunas vueltas sobre si para marearse y perder el sentido de orientación.
Ahora, el niño debe ir hacia donde esta el burro e intentar pegar la cola justo en su ubicación.

Ganara el niño que acierte pegar la cola al burro justo en su lugar.