Saltar al contenido

¿Cómo conservar el vino una vez abierto?

Aprender cómo conservar el vino una vez abierto es algo fundamental para evitar que el resto que ha quedado en la botella se eche a perder. Si se ponen en practica algunos consejos como colocar otro tapón nuevo, guardar la botella en posición vertical o pasar a una botella o recipiente diferente, se puede evitar que se avinagre y conseguir que dure algunos días más.

¿Cómo conservar el vino una vez abierto?

Abrir una botella de vino y no terminarla por completo es un pecado ya que el resto del contenido no sera el mismo después de haberla descorchado y lo más probable es que se desperdicie.

¿Cómo conservar el vino una vez abierto?
¿Cómo conservar el vino una vez abierto?

El vino se pone en mal estado después de haber abierto la botella porque entra en contacto con el oxigeno. Aunque al servir el vino en la copa se busca que tenga un contacto mínimo con el oxigeno porque es beneficioso para su sabor y aroma, cuando todo el vino que queda en la botella se expone es diferente y los resultados son totalmente contrarios. El alcohol etílico que contiene la bebida, por la acción de las bacterias se convierte en ácido acético, de ahí que se altera el sabor, el aroma y la calidad del vino. En resumen, el vino se pica, se avinagra y ya no sirve.

Consejos para conservar el vino descorchado

Si has descorchado una botella de vino y te ha quedado un resto de bebida, ya sea porque es mucha cantidad o de buena calidad, y no quieres perderla aquí tienes algunos consejos para conservarla por algunos días.

Consejos para conservar el vino descorchado
Consejos para conservar el vino descorchado

Colocar corcho o tapón

La botella solo debe destaparse para servir, el resto del tiempo debe permanecer con el tapón. En algunas ocasiones se puede utilizar el mismo corcho, dependiendo del estado en el que se encuentre. Sino se puede comprar tapones de plástico hermético y tener guardado para el momento en que se lo necesite ya que estos son muy efectivos para conservar el vino.

Conservar en la nevera

El vino se conserva mejor en lugares a baja temperatura por lo que se lo recomienda guardarlo en la nevera.

Hay que tener en cuenta que se sirve a temperatura ambiente por lo que se debe retirar de la nevera al menos 2 horas antes para que poco a poco vaya tomando la temperatura adecuada.

Si por alguna razón no quieres guardar el vino en la nevera, entonces asegurate que quede en un lugar fresco, seco y oscuro ya que la luz – especialmente la luz del sol – tiene efectos negativos sobre el sabor de la bebida.

Más Información: ¿A qué temperatura se sirve el vino?

Botella en posición vertical

Siempre se recomienda mantener la botella de vino en posición horizontal, siempre y cuando este cerrada ya que esto sirve para que la bebida este en contacto con el corcho o tapón. Ya cuando la botella se descorcha y queda algo de vino, hay que guardarla en posición vertical para que no tenga contacto con el corcho que ahora puede estar contaminado y para que la exposición al oxigeno sea menor.

Pasar el resto a otra botella o recipiente más pequeño

Si tienes la posibilidad de pasar el resto del vino a otra botella o recipiente más pequeño, mucho mejor ya que en su interior habrá menos oxigeno. Es más recomendable todavía si se cuenta con una botella o recipiente con tapa hermética.

¿Cuánto tiempo se puede conservar el vino una vez abierta la botella?

El vino que queda en una botella descorchada se conserva hasta por 36 horas, aunque por supuesto no mantienen sus condiciones originales sino que poco a poco se va alterando. Con estos consejos puedes lograr que duren hasta 5 días.

Relacionado: ¿Cómo conservar el vino?

Algunos tipos de vinos pueden durar más o menos. Los que más duran son los vinos rosados, blancos y tintos, en cambio los espumosos y tintos jóvenes se descomponen más rápido.