Saltar al contenido

¿Solo las abejas producen miel?

La miel es una sustancia de color amarillo y sabor dulce que se produce en base al néctar de las flores. Las abejas son los insectos productores de miel por excelencia, pero no son los únicos También existen especies de avispas y hormigas que pueden producir miel.

¿Por qué las abejas producen miel?

Las abejas producen miel porque esta sustancia es el alimento que ellos utilizan para nutrir a las larvas durante los primeros días de su vida.

Estos insectos aprovechan el néctar que han captado de las flores y segregan un tipo de saliva especial que, al mezclarse, da como resultado la miel.

No solo las larvas se alimentan de la miel, sino que esta sustancia también sirve como alimento para seres humanos.

Es delicioso por su sabor dulce pero también se destaca por su valor nutricional, sus propiedades medicinales y las energías que aporta.

¿Qué animales producen miel?

Avispas

Otro insecto que también es capaz de producir miel son las avispas. Estas fabrican esta sustancia a partir del polen y néctar que recogen de las plantas.
A diferencia de la miel de abeja, la miel de las avispas no siempre es apta para consumo humano ya que puede llegar a ser toxica.

Los apicultores que se dedican a la producción de miel de avispas saben distinguir cuales son las especies de avispas que pueden producir miel saludable.
El problema es que las avispas pueden llegar a recoger polen de algunas especies de flores venenosas o toxicas.
Si producen la miel con este polen o néctar, entonces la miel también sera toxica para quien la consuma.

Una de las especies de avispa que produce miel saludable es la llamada “avispa melífera”. Esta habita en México. Se la conoce también como “avispa de palo” ya que se la puede encontrar en los troncos de arboles secos.

La miel de la avispa se consume mordiendo trozos del panal de estos insectos, pero se debe tener cuidado porque el cartón no es comestible.
El sabor de la miel es dulce, aunque diferente al de la abeja. Se reconoce por su aroma similar a la menta o poleo.

Hormigas

También las hormigas son capaces de producir miel para alimentar a otros individuos de su especie. Al igual que las abejas y avispas, estas también fabrican la sustancia en base al néctar y polen de las plantas. Solo que ellas no lo absorben directamente, sino que otras compañeras se lo hacen llegar.

Las hormigas comienzan a producir la miel y la mantienen almacenada en su barriga. Así es que engordan tanto que son incapaces de ponerse de pie o moverse.

El objetivo es convertirse en una reserva de alimento para cuando sus compañeras lo necesiten. Estas solo deben tocar con su antena la barriga de la hormiga que contiene la piel para que esta entienda la señal y empiece a liberarla en gotas.

La miel de las hormigas, al igual que la de las abejas, es apta para el consumo humano.