Saltar al contenido

¿Se puede ser alérgico a la tiza?

Si, la tiza puede contener una proteína que causa una reacción en los niños que son alérgicos a la leche. Ademas, el polvo de la tiza que queda suspendido en el aire puede generar problemas en el sistema respiratorio y ataques de asma.

¿Qué es la alergia a la tiza?

En la mayoría de las aulas escolares hay niños que sufren reacciones alérgicas a causa de la tiza. El polvo que queda flotando el aire puede causar enrojecimiento de ojos e irritaciones en la piel. En casos peores, el polvo puede afectar tanto los ojos que puede provocar problemas en la vista.

Existen diferentes tipos de alergia a la tiza, en algunos casos se da por el contacto directo. La piel comienza a inflamarse, aparecen sarpullidos y puede causar picor. Gracias a la cortisona, una hormona esteroide, se puede tratar los síntomas.

Por otra parte, la tiza se vuelve polvo y este contiene partículas que pueden causar molestias en la garganta, ataques de asma y rinitis.

El tratamiento de la alergia a la tiza depende, en gran parte, del tipo de alergia que se trate. Ademas, se recetan antiinflamatorios para aliviar los síntomas.

¿Por qué la tiza sin polvo puede producir alergia?

Aunque lo que más afecte de la tiza sea el polvo que desprende y esta es la razón por la que en muchas aulas comenzaron a usarse tiza sin polvo, este tipo de tiza también puede producir alergia.

La tiza sin polvo afecta mucho a los niños que son alérgicos a la leche, causándoles diferentes síntomas en los ojos y el sistema respiratorio, hasta ataques de asma. La razón es que este tipo de tiza contiene caseína, una proteína de la leche.

Aunque se llamen “tiza sin polvo”, igualmente liberan partículas de tamaño pequeño en el aire y estas pueden entrar en contacto con los ojos, la piel y hasta ser inhalada por los niños. Quienes son alérgicos a la leche sufren la reacción negativa del sistema inmunológico y síntomas como falta de aliento, respiración sibilante, tos, congestión nasal, estornudos, ojos lagrimosos, entre otros.

¿Cómo evitar los síntomas de alergia a la tiza?

Es importante que los padres informen a los maestros que sus niños son alérgicos a la leche para que estos puedan sentarse lejos de la pizarra, de modo que no los alcance el polvo de las tizas.

Ademas, también se recomienda no tener contacto con la tiza, ni la pizarra. En caso de tener que tocarlos usar un guante de vinilo.

En el mercado también se pueden conseguir tizas anti alérgicas que casi no desprenden polvo. Otra opción es usar una pizarra con marcador o mejor aun un video proyector.