Saltar al contenido

¿Se puede ir a la playa o piscina despues de hacerse un tatuaje?

No, para evitar infecciones y heridas mal cicatrizadas es necesario esperar al menos una semana para bañarse en la piscina y tres semanas para ir a la playa.

¿Es peligroso bañarse en la playa o piscina con un tatuaje recién hecho?

El verano es la temporada en la que más cantidad de personas se tatúan ya que con el calor se pueden vestir prendas que dejan más piel al descubierto y por lo tanto los tatuajes se lucen mejor. Aunque todo parece ventaja, no es así. En el verano también es muy común bañarse en la piscina o disfrutar de días de playa y esto puede ser riesgoso para un tatuaje recién hecho.
Algunas personas cubren el tatuaje recién hecho con un apósito para bañarse en la playa o piscina, pero no es suficiente.

Durante los primeros días después de hacerse un tatuaje, la piel queda delicada y todavía la herida esta abierta. Es importante cubrirlo para evitar los roces y la exposición a bacterias y gérmenes que puedan causar infección. Aun así, no es suficiente solo cubrir el tatuaje para ir a la playa o piscina ya que los microorganismos del agua y la arena igualmente pueden afectar el tatuaje causando irritación, enrojecimientos, hinchazón e infección.

A esto hay que sumarle la exposición al sol que, ademas de dañar el color del tatuaje, también afecta a la salud de la piel.

¿Cómo cuidar un tatuaje recién hecho en la playa o piscina?

Quienes se han hecho un tatuaje durante el verano y quieren disfrutar de un día de playa o piscina tienen que tener algunos cuidados.
Es importante que el tatuaje no se moje, menos con el agua de la piscina que tiene cloro ni el agua del mar que es salada ya que esto afecta negativamente a la herida y puede causar infección.

Un tatuaje recién hecho no debe mojarse por 3 días, aunque para más seguridad se recomienda extender este cuidado a 5 días.
Después del día 6 ya es posible zambullirse en la piscina, no así en el mar. No se debe estar mucho tiempo sumergido en el agua y al salir rápidamente hay que lavar el tatuaje con agua mineral para retirar el cloro y bacterias, secar con papel absorbente y aplicar crema cicatrizante.

Recién después de las 3 semanas ya se podrá bañar en el mar. Siempre es importante aplicar crema protectora para el sol y no exponerse al sol por largas horas. Por las noches no olvides hidratar con crema para que la piel se mantenga saludable.