Saltar al contenido

¿Sabes quién fue Juana de Arco?

Conocida también como la Doncella de Orleans o Santa Juana de Arco, fue una mujer campesina de origen francés que en su juventud luchó y sus acciones le permitieron guiar al ejercito de Francia en la temida Guerra de los 100 años que se desarrolló contra Inglaterra, así logró que Carlos VII de Valois ganara la corona como rey de Francia, su captura fue a mano de los borgoñones siendo entregada a los ingleses, su vida fue segada con una muerte muy triste, quemada viva tras ser acusada de herejía. 

El origen de Juana de Arco

El origen de su nacimiento es un caso debatible pues ni ella misma sabía con exactitud la fecha y el año en el que había nacido, la historia relata que en una oportunidad le preguntaron cual era su edad a lo que ella respondió: «Alrededor de diecinueve años, creo».

Mediante estudios de historiografía, se ha calculado la posible fecha de su nacimiento, esto se consiguió al restarle la supuesta edad que ella cría tener al año en el cual se le realizó la pregunta, es así como se estima que su fecha de nacimiento fue el 24 de febrero, siendo su año de nacimiento aproximadamente en 1412.

Sabes quien fue Juana de Arco
Representación de Juana de Arco y su familia

El lugar de nacimiento de esta doncella fue declarado por ella misma bajo interrogatorio el  21 de febrero de 1431 donde afirmó: «Yo he nacido en la villa de Dòmremy»; allí fue bautizada y hoy en día esta villa se llama Domrémy-la-Pucelle gracias a Juana de Arco.

En cuanto a su nombre se pueden encontrar ciertas referencias pues siempre se le llamaba «Juana la Doncella», sin embargo, ella mismo afirmó: «dentro de mi pueblo se me llamaba Jehannette. En Francia, se me llamaba Jehanne desde mi llegada».

¿Por qué era tan misteriosa?

El misticismo de Juana de Arco viene acompañado de sus afirmaciones donde expresaba escuchar la voz de Dios, «Yo tenía trece años cuando escuché una voz de Dios», esto ocurrió en el jardín de la casa de sus padres que le hizo sentir un gran temor, también contó que la voz venía de las adyacencias de la iglesia y que el momento se acompañaba de una claridad muy notable.

Sabes quien fue Juana de Arco
Juana de Arco afirmó que escuchaba la voz de Dios

Para Juana de Arco esta voz era muy noble lo que le hacía entender que era enviada de parte de Dios, la tercera vez que pudo escucharla fue cuando logro visualizar un ángel, esta voz le aconsejaba que tenía que acudir con más frecuencia a las iglesias que debía de dirigirse a Francia.

En el interrogatorio, el 27 de febrero de 1941 Juana indicó que estas voces pertenecían a santa Catalina de Alejandría y a santa Margarita de Antioquía, muy veneradas en esa época.

Más Información: ¿Desde que año hasta que año duro la guerra de los 100 años?

También indicó que la voz que escuchó por primera vez en el jardín de su padre pertenecía a San Miguel Arcángel.

La iglesia católica y los feligreses apoyaron estas afirmaciones como ciertas.

Su juicio y muerte

Tras su entrega a los ingleses, el juicio de Juana de Arco se desarrolló en Ruan entre las fechas del 21 de febrero y el 23 de mayo del año 1431, su acusación formal era por herejía, durante este período fueron muchos los interrogatorios a los que fue sometida y mientras el tiempo pasaba, ella era encerrada en una de las torres del castillo de Felipe II que más adelante pasó a denominarse «torre de la Doncella».

Sabes quien fue Juana de Arco
Juana de Arco murió en la hoguera

Finalmente en mayo fue dictada la sentencia por el tribunal donde se le declaró como mentirosa, apostata, sospechosa de blasfema y herejía en contra de Dios y los santos.

Más Información: ¿Qué países se enfrentaron en la Guerra de los Cien Años?

El 30 de mayo de 1431, fue levantada una hoguera en la plaza del antiguo mercado de Ruan; Juana de Arco vestida con una túnica o bata blanca luego de confesar y comulgar fue escoltada por los ingleses y quemada viva en la hoguera.

Los ingleses se cercioraron de que su cuerpo estuviese reducido a cenizas para evitar cualquier culto.

Su reputación fue venerada por la iglesia católica luego de su muerte, así mismo, su figura de fortaleza fue inspiradora durante la primera y segunda guerra mundial.