Saltar al contenido

¿Quién invento el cubo de Rubik?

El cubo de Rubik es un juguete que fue inventado por Erno Rubick, un diseñador y arquitecto nacido en la ciudad de Budapest.

¿Quién fue el inventor del cubo de Rubik?

Erno Rubik es el inventor del cubo que lleva su nombre. Este era un diseñador que trabajaba como profesor en la academia de arte en Budapest, dando clases de diseño de interiores.

En sus tiempos libres trabajaba en su habitación, en donde realizaba diseños geométricos en cartón y madera.

¿Cómo se invento el cubo de Rubik?

El cubo de Rubik surgió en el año 1974. Erno realizo unos bloques de madera y los unió empleando gomas elásticas, lo que permitía torcerlos sin que se desarmen.
Estas bandas no eran del todo resistentes por lo que en un momento se rompieron. Aun así, el tiempo que duraron fue suficiente para que él quede interesado en este invento.

Cuando re-armo su cubo, Erno lo decoro pegando papel adhesivo de colores a los lados. Cada lado del cubo tenia un color diferente.
Al desarmar el cubo nuevamente, intento armarlo otra vez en el diseño original y no pudo hacerlo.

Trabajo durante un mes seguido para poder solucionarlo. Su madre estaba impaciente por ver ese cubo armado de forma correcta, no tanto porque le interesara el invento, sino para que su hijo deje de trabajar tan duro.

El cubo consta de varios cubos que se unen entre si. Al girarlo y desarmarlo, solo existe una combinación correcta.

¿En qué consiste el juego del cubo de Rubik?

Aunque se creyó que el Cubo de Rubik fue creado para que los estudiantes puedan comprender los objetos en 3D, en realidad este invento tenia como objetivo el resolver el dilema de mover cada una de las piezas de forma independiente sin que el objeto entero se desarmara.

Al momento de crearlo, Rubik no pensó en su invento como un juego rompecabezas, pero luego vio que este podría servir para este uso.

El cubo consta de 6 caras, cada una de ellas contiene 9 pegatinas: amarillo, azul, blanco, naranja, rojo y verde.
El objetivo del rompecabezas es armar el cubo de modo que cada cara quede de un solo color. Para esto se debe mover los ejes del cubo y así ir girando los 54 cubos que lo conforman para formar todas las caras completas.