Saltar al contenido

¿Quien fue Marco Antonio?

Marco Antonio fue un militar romano, reconocido por haber sido uno de los mejores amigos de Julio César, además de ser su colaborador y sobrino segundo.

¿Como fueron los primeros años de Marco Antonio?

Según estudios y evidencias, se cree que Marco Antonio nació el 14 de enero del año 83 a. C. en Roma. Era perteneciente a una familia plebeya conocida como los antonios. El padre de Marco Antonio murió en los primeros años años de vida de él, por lo que su madre se casó nuevamente con otro hombre, llamado Cornelio Léntulo.

Más Información: ¿Cuales son las paradojas de Zenon y Arquimeles ?

Cornelio se vio envuelto en un gran lío y fue condenado a muerte por Cicerón, un político romano. Así que Cicerón y Marco Antonio desde ese momento se conviertieron en enemigos. En el año 58 a. C. decidió trasladarse a Grecia, lugar en el que se convirtió en militar y realizó varias campañas contra los judíos.

¿Cuando conocio a Cleopatra?

Posteriormente en 55 a. C. le ordenaron hacer una misión en Egipto, donde conoció a Cleopatra. Un año después de su campaña militar en Egipto, Marco Antonio se unió al ejército de Julio César que combatía en las Galias, y se ganó rápidamente la confianza del gran político romano.

Más Información: ¿Como era la danza del Barroco?

En el año 44 a. C. acompañó a Julio César hacia el Senado, pero fue distraído por algunos senadores para que los conspiradores lograrán asesinar al Dictador. Marco Antonio era un hombre con un buen físico y que podría haber frustrado todos los deseos de los conspiradores.

Después de la muerte de César, Marco Antonio realizó, hábilmente, algunos movimientos políticos y se convirtió en uno de los poderosos de la República romana.

Asimismo, le aconsejó al pueblo asesinar a los conspiradores. Todo apuntaba a que Marco Antonio sería el hombre más poderoso de Roma; sin embargo el Senado y el hijo adoptivo de Julio César, Octavio, lo obligaron a salir de Roma.

Luego de algunos años de dominar oriente, Marco Antonio se enfrentó nuevamente a Octavio, el futuro emperador, en una guerra civil en el año 31 a. C. con la ayuda de su amada Cleopatra. Finalmente perdió la guerra, y eso no lo pudo soportar, por lo que se suicidó en su regreso a Egipto.