Saltar al contenido

¿Quién fue Lázaro en la Biblia?

La Biblia relata que Lázaro era amigo y discípulo de Jesús, al igual que sus hermanas María y Marta. Se lo conoce como Lázaro de Betania porque vivió en este pueblo de Jerusalen. Fue la primera persona en volver a la vida después de la muerte gracias a un milagro de Jesús.

¿Qué relata la biblia sobre Lázaro de Betania?

Hablamos de Lázaro de Betania porque en la Biblia también se menciona a otro Lázaro, un hombre incrédulo y rico, en un historia sobre el cielo y el infierno.

Lázaro de Betania era un hombre que vivió en este pueblo de Jerusalen. Tenia dos hermanas: María y Marta. Ellos no solo eran discípulos de Jesús, sino que ademas eran sus amigos. En Juan 11:5 expresa que Jesús amaba a estos amigos.

Lázaro sale del sepulcro al ser resucitado por Jesús.

En una ocasión, Jesús estaba lejos del pueblo y le llego el mensaje que su amigo Lázaro estaba enfermo por morir. María y Marta le pedían a Jesús que vuelva rápido para sanarlo.
Jesús, en lugar de responder a esta urgencia, permaneció dos días más donde estaba. Él dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.

En estos días, Lázaro murió y fue sepultado. Cuando Jesús volvía recibió la noticia y le dijo a sus discípulos que Lázaro estaba dormido y Él iba a despertarle. Ellos pensaban que se refería al descanso físico, pero Jesús les explico que en realidad Lázaro había muerto pero que aun así iban a volver a verlo.

Al llegar a Betania, María y Marta recibieron a Jesús desconsoladas ya que habían sepultado a su hermano hace 4 días A pesar de estar confundidas, seguían teniendo una gran fe en Jesús y Él no les fallo: Jesús entro a la tumba de Lázaro y lo resucito.

¿Qué sucedió después de la resurrección de Lázaro?

La resurrección de Lázaro es un episodio que da gloria a Dios y que aumenta la fe de los creyentes en Jesucristo.

Antes de entrar a la tumba de Lázaro, Jesús oro al Padre y Él respondió la oración con la resurrección de Lázaro.
La Biblia relata que Jesús llamo a su amigo por su nombre y este salio de la tumba. No estaba siquiera dañado por todo el proceso de sepultura, sino que era una persona viva y completamente saludable.

En Juan 11:45 dice que muchos judíos que acompañaban a María en este proceso tan difícil vieron lo que hizo Jesús y comenzaron a creer en él.
Así también, los enemigos de Jesús como los sacerdotes y fariseos, no podían negar el milagro y quisieron matar a Jesús. Aun así no pudieron detener el progreso del evangelio.