Saltar al contenido

¿Quién fue el Rey Arturo?

El Rey Arturo, también conocido como Arturo de Bretaña, es un personaje de la literatura inglesa y francesa de la época Medieval. Se popularizo con la leyenda del rey Arturo y la espada de Excalibur. No hay registros que afirmen que este personaje existió en verdad.

¿Quién creo la leyenda del Rey Arturo?

La leyenda del Rey Arturo fue escrita por Geoffrey de Monmouth, un escritor de origen galés que fue uno de los iniciadores de la literatura.

Esta historia se popularizo al ser publicada en el siglo XII junto a otras leyendas que conformaban la crónica titulada “Historia de los Reyes de Britania”.

Fue por estas leyendas que se conoció al Rey Arturo como el rey de Inglaterra, algo que no pudo ser posible ya que la historia tiene lugar en el siglo V cuando Inglaterra todavía no existía.

¿Qué relata la leyenda del Rey Arturo?

Arturo nació de la relación entre el rey Uther Pendragon y Igraine, quien era esposa del duque de Tintagel.
Igraine fue engañada por un hechizo del mago Merlín y por eso confundió al rey Uther con su esposo.
Cuando el niño Arturo nació, Merlín lo tomo y se lo entrego a Sir Héctor para que lo crie hasta los 16 años.

Merlín viaja con Arturo a Londres y el joven es el elegido para liberar una espada clavada en una piedra.
Muchos hombres lo habían intentado pero nunca nadie lo había logrado. Como premio, Arturo se convirtió en el Rey de Inglaterra.

Tiempo después nace Mordred, el hijo de Arturo y su hermana Morgana. Vale aclarar que según la leyenda ellos no sabían que eran hermanos.
A este desdicha se le suma la perdida de su espada en una batalla. Afortunadamente a cambio de esta, una hechicera le entrega la espada de Excalibur que tenia maravillosos poderes.

La esposa de Arturo es seducida por Lanzarote, quien se escapa y huye después que Arturo se enterara y la condenara a ella a la hoguera. En el tiempo que perdió persiguiendo a Lanzarote, pierde su reino ya que lo había dejado al cuidado de Mordred y este se adueño de el.
En la lucha por recuperarlo, ambos mueren. Arturo hiere de muerte a Mordred con su espada, pero este antes de caer al suelo logra darle un golpe fulminante en la cabeza.