Saltar al contenido

¿Quién era Medusa en la mitología?

En la mitología, Medusa era una hermosa doncella que se convirtió en un monstruo ctónico. Su rostro tenia rasgos fuertes y desproporcionados, y de su cabeza nacían serpientes en lugar que cabello. En sus ojos, oscuros y tenebrosos, tenia el poder de convertir en piedra a quien la miraba.

Leyenda de Medusa

La leyenda de Medusa cuenta que ella era una doncella bella, una mortal. Su cabello era rubio, dorado como la arena.
Su vida como sacerdotisa y su dedicación al celibato termino cuando se enamoro de Poseidon. Después de casarse con el y romper sus votos fue castigada a convertirse en un monstruo.

Sus cabellos rubios y ondulados se convirtieron en serpientes. Sus ojos, que alguna vez fueron dulces y delicados, ahora se volvieron tétricos y llenos de furia. Su piel rosada y luminosa se torno en un tono verde pálido.

Medusa no pudo soportar verse transformada en un monstruo. Decidió huir de su hogar y su pueblo y se volvió errante yendo de un lado a otro, hasta que llego a África. En estas tierras perdió a las serpientes que tenia como cabello, que se fueron cayendo de su cabeza una a una.

Todo aquel que mirara a Medusa, por la maldición que había en ella, se convertía inmediatamente en piedra.

La única forma en la que Medusa se pudo liberar de todo este calvario fue cuando murió en manos de Perseo.

¿Cuáles eran las características de Medusa?

La apariencia física de Medusa es una de las más peculiares de toda la mitología. Su historia y sus características, principalmente su deforme rostro y su cabellera de serpientes, la ha hecho reconocida entre todos.

Algunas de las características de Medusa son:

  • Tiene serpientes en la cabeza en lugar de cabello.
  • En su mirada tiene el poder de matar ya que a quien la mira lo convierte en piedra.
  • Su sangre es venenosa. Después que murió, los dioses guardaron la sangre de Medusa para matar a los enemigos.
  • Aun después de muerta, sus ojos continuaron teniendo el poder de convertir en piedra.