Saltar al contenido

¿Qué utensilios de cocina no se puede meter en el lavavajillas?

El lavavajillas es un electrodoméstico muy útil en la limpieza de la cocina pero hay que tener en cuenta que algunos utensilios no pueden ser lavados en este electrodoméstico, como la cristalería, utensilios de aluminio, utensilios de madera, sartenes y ollas anti-adherentes, recipientes de plástico y cuchillos afilados.

¿Cuáles son las cosas que no se pueden lavar en el lavavajillas?

Copas de cristal o vidrio fino
Este tipo de copas son muy delicadas y costosas por lo que no es recomendable meterlas en el lavavajillas ya que el agua a alta temperatura, el ciclo de lavado y el contacto con otros objetos, puede dañar el material quitándole el brillo, agrietandolo o astillandolo.

Utensilios de aluminio
Ningún utensilio de aluminio, ni bandejas, ni ollas, ni sartenes, son aptos para el lavavajillas ya que la combinación del agua caliente y el detergente puede ocasionar manchas de oxido. Lo mejor es lavar estos utensilios a mano solo con agua y sin refregar.

Tablas y otros utensilios de madera
La madera no es un material que pueda resistir al lavavajillas ya que este electrodoméstico usa agua muy caliente para sus lavados. Esto podría afectar al barniz, causar deformaciones o agrietar la madera.

Sartenes y ollas anti-adherentes
Estas sartenes y ollas se destacan por tener un recubrimiento anti-adherente en su base lo que evita que la comida se pegue. Si son lavados en el lavavajillas, el ciclo de lavado puede resultar agresivo y dañino para este recubrimiento causando su desprendimiento.

Cuchillos afilados
No es recomendable lavar ningún tipo de cuchillo en el lavavajillas, mucho menos aquellos que estén bien afilados y los que sean de buena calidad ya que podrían dañarse. El agua a alta temperatura provoca que los cuchillos pierdan el filo, ademas pueden oxidarse y sufrir daños en su mango.

Recipientes de plástico de baja calidad o con etiquetas
Antes de meter un recipiente de plástico al lavavajillas hay que asegurarse que no sea de mala calidad ya que este material sufrirá un gran desgaste en el ciclo de lavado, pudiendo deformarse o romperse.
Así también es importante no meter en el lavavajillas recipientes o frascos con etiquetas ya que el agua caliente las despegara y pueden terminar obstruyendo el filtro del electrodoméstico.