Saltar al contenido

¿Qué son los tuátaras?

Los tuátaras son una de las especies de reptiles que habitan las islas adyacentes a Nueva Zelanda, por lo que se consideran endémicos de esa zona; también son conocidos como esfenodontes y su nombre fue dado por la etnia polinésica de los maorí y tiene como significado «espalda espinosa».

Características de los tuátaras

Los tuátaras son los reptiles más antiguos de la subclase Diapsida y pertenecen a la familia Sphenodontidae, se han hecho hallazgos de fósiles muy similares a estos reptiles y que pertenecieron a la era mesozoica.

Hace 200 millones de años existió una especie de tuátaras que vivió en la era de los dinosaurios, en la actualidad sobreviven dos especies.

Los tuátaras conservan características sin modificar de su pariente extinto como es el caso del ojo pineal, las dos fosas temporales completas y sus vertebras que son de tipo anficelo.

Qué son los tuátaras
Los tuátaras posen un ojo pineal

Carecen de hemipene, característica que lo distingue del resto de reptiles en la actualidad, en su defecto, copulan a través de una cavidad localizada en la terminación del tracto digestivo y expuesta al exterior denominada cloaca.

Más Información: ¿Qué animales tienen espinas en el cuerpo?

Su dientes anteriores se caracterizan por ser grandes y de muy agudos.

Hábitos de los tuátaras

Son especies insectívoros y carnívoros por lo que su dieta está compuesta de caracoles, insectos, crías de diferentes aves, lagartos y huevos.

Son animales nocturnos y solitarios, por lo tanto, se les puede ver durante el día tomando sol sobre las rocas y en la noche se activan en la búsqueda por su alimento.

Qué son los tuátaras
Los tuátaras son reptiles de hábitos nocturnos

Les encanta el frío y las bajas temperaturas, así que, una temperatura que exceda los 25 °C les resulta letal.

Su ojo pineal o tercer ojo les sirve para detectar radiación infrarroja, este órgano les permite controlar su temperatura cuando toman el sol durante el día.

Reproducción de la especie

En relación a su reproducción, los tuátaras representan una de las especies de reptiles de mayor longevidad.

Se ha demostrado que algunos pueden llegar a vivir hasta más de un siglo.

Llegan a la etapa de madurez sexual a los 10 años de vida y el celo de la hembra ocurre una vez cada 4 años.

Más Información: ¿Qué es mejor un collar o un arnés para perro?

Colocan unos 19 huevos y los incuban por un período de 15 meses aproximadamente.

El sexo de las crías dependerá de la temperatura de incubación reportándose que a 22 °C existe un 80% de probabilidad de que sean machos y a 20 °C hay 80% de que sean hembras; mientras que a 21 °C las probabilidades son compartidas con un 50% para macho o hembra.

Los tuátaras son especies casi extintas que han sido amenazadas por el hombre y el calentamiento global. Son especies protegidas y para su conservación han sido introducidas en parques nacionales y en islotes de Nueva Zelanda.