Saltar al contenido

¿Qué son las pieles atopicas?

Las pieles atópicas son un tipo de piel que, afectada por una dermatitis atópica, sufre de sequedad extrema.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es un afección de la piel que comienza a manifestarse desde niños.
Esta enfermedad causa la inflamación de la piel. Una de sus principales características es la sequedad extrema. También, otro síntoma importante, son las manchas rojizas y las vesículas que causan una picazón intensa.

Se trata de una enfermedad crónica que va avanzando. Los síntomas manifestados en la piel pueden causar otras afecciones, como insomnio.

Relacionado: ¿Como es la estructura y la funcion de la piel?

Ademas, si estos síntomas se combinan con los de otras alergias o problemas en el sistema respiratorio, pueden empeorar. Lo mismo puede suceder si la persona se expone a virus o bacteria ya que pueden penetrar en su organismo mas fácilmente.

¿Cuáles son las causas de la dermatitis atópica?

La piel tiene la función de proteger al cuerpo de agentes externos que quieran dañarlo, como también de los factores alérgenos. Cuando la piel se debilita por la sequedad, se vuelve mas fácil de vulnerar.

La causa principal de la dermatitis atópica es la predisposición genética. Si una persona nace con características genéticas favorables para esta enfermedad, es muy probable que la desarrolle desde su niñez.
Si uno de los padres padece de dermatitis atópica, su hijo tiene un 30% de riesgo de padecerlo también. En cambio, si madre y padre sufren de piel atópica, el riesgo de su hijo aumenta a un 70%.

Por otra parte, la dermatitis atópica también puede ser causada por una alteración en el sistema inmunológico.
Las defensas del organismo comienzan a descontrolarse y causan la inflamación de la piel. De esta manera, la piel se vuelve mas débil y reacciona de forma negativa ante bacterias y alérgenos.

Más Información: ¿Cuáles son las capas de la piel?

La sequedad y debilidad de la piel puede ser producida también por alimentos que produzcan alergias y productos químicos, por lo general cosméticos.