Saltar al contenido

¿Qué son las lagrimas artificiales?

Las lagrimas artificiales son un producto oftalmológico que se receta para las personas que no producen la cantidad de lagrimas naturales suficientes, esto puede ser ocasionado por enfermedades o factores del ambiente.

¿Qué es la lagrima artificial?

Se llama “lagrima artificial” a gotas que se emplean para brindar lubricación a los ojos secos, logrando mantenerlos en el nivel de humectación correcto.
La sequedad de los ojos puede ser provocado por enfermedades o afecciones, medicamentos y tratamientos oculares, cirugías, signos de la vejez, o factores del ambiente como humo o viento.

Estas lagrimas artificiales son de venta libre, es decir que no se necesita receta medica para poder adquirirlas.

La composición de las gotas puede variar según la marca que la comercializa. Un oftamologo sabrá recomendar a cada paciente cual es la más adecuada para sus síntomas, evitando que le provoque irritación.

Relacionado: ¿Por qué los bebes lloran sin lagrimas?

Las lagrimas artificiales entre otros ingredientes, también contienen electrolitos. Estos minerales le otorgan propiedades cicatrizantes a estas gotas por lo que son ideales para sanar las lesiones de los ojos.

¿Para qué se utilizan las lágrimas artificiales?

Tal como lo indica su nombre, estas gotas sirven como lagrimas artificiales para hidratar los ojos en casos cuando estos no pueden producir naturalmente la cantidad de lagrimas necesarias.
Estas lagrimas artificiales se han convertido en una excelente solución para el problema de la falta de hidratación ocular.

Rápidamente consiguen eliminar todas las molestias y previenen que la sequedad afecte al ojo teniendo consecuencias mayores, como por ejemplo: lesiones e irritaciones. Ademas, estas lagrimas artificiales no tienen efectos secundarios.

Más Información: ¿Qué es el párpado?

Aunque su principal uso es para hidratar los ojos secos, las lagrimas artificiales también pueden utilizarse para:

  • Extraer objetos pequeños de ojo sin provocar lesiones
  • Aliviar la inflamación ocular después de una cirugía
  • Combatir el crecimiento de un pterigión en el ojo
  • Calmar el picor y la irritación provocada por las alergias
  • Relajar los ojos