Saltar al contenido

¿Qué significado tiene el dicho «Caras vemos corazones no sabemos»?

El refrán “Caras vemos corazones no sabemos” expresa que no se puede juzgar a una persona solo por su aspecto ya que lo que se ve en el exterior puede no coincidir con lo que hay en el interior, es decir, en el corazón.

¿De dónde proviene el dicho: Caras vemos corazones no sabemos?

Caras vemos, corazones no sabemos” es una frase que tiene su origen en el pueblo azteca. Estos también son conocidos con el nombre de ‘mexicas’ o ‘nahuas’.

En el momento en el que el dicho surgió, la cultura era muy diferente a la de hoy en día, por lo que esta frase también tiene un significado distinto.
Los códigos de moral que mantenían los nahuas estaban relacionados con cultivar una ‘vida virtuosa’. Para lograr esto, era necesario nutrir la cara y el corazón de una persona. Eso es justamente lo que significa este termino.

En la época precolombina, era necesario cultivar una buena cara y corazón. Es decir, las personas tenían que reflejar en su rostro e imagen exterior su corazón firme y su comportamiento recto. Esto es lo que quería decir la frase: cara vemos, corazones no sabemos.

En la actualidad, este dicho se ha popularizado mucho pero con un significado un poco diferente. Ahora no se utiliza para expresar una vida virtuosa y recta en el interior y exterior, sino para recomendar a alguien no guiarse por las apariencias.

¿Cuál es la enseñanza del refrán: Caras vemos corazones no sabemos?

El refrán “Caras vemos corazones no sabemos” es un dicho que advierte que no es bueno juzgar a los demás por su apariencia.

La imagen exterior no siempre refleja fielmente lo que hay en el corazón y la mente. Las apariencias pueden engañar y mucho, la mayoría de las veces lo hacen. Lo que uno puede conocer sobre otras personas solo con la vista natural es mínimo.