Saltar al contenido

¿Qué significa la expresión: Nunca llueve a gusto de todos?

El refrán “Nunca llueve a gusto de todos” quiere decir que lo que resulta beneficioso y placentero para algunas personas, puede ser todo lo contrario para otras.

¿Cómo surge el dicho: Nunca llueve a gusto de todos?

El clima siempre ha sido un factor fundamental para la vida del hombre y sus actividades cotidianas. Las probabilidades de lluvia, las temperaturas extremas y las tormentas, hacen que las personas siempre estén atentos al pronostico del tiempo para saber si les favorecerá o no. La razón es que así como lo dice el refrán: Nunca llueve a gusto de todos.

Esta frase tiene su origen en la sabiduría popular y en el ámbito de la agricultura. La gente que trabaja en el campo tiene que estar muy atentos a los factores meteorológicos.
El refrán dice “Nunca llueve a gusto de todos” porque las precipitaciones pueden ser buenas para algunos y malo para otros, a la misma vez. Una lluvia en el momento oportuno puede favorecer a una cosecha, y en otros casos arruinarlas completamente.

De esta manera, esta frase comenzó a utilizarse para hacer referencia a todas aquellas cosas o situaciones que pueden ser buenas o malas, dependiendo de las personas.

¿Cuál es la enseñanza del refrán: Nunca llueve a gusto de todos?

El refrán “Nunca llueve a gusto de todos” también tiene un significado simbólico y una enseñanza implícita.
No siempre esta hablando de “lluvia” en si. Lo que en verdad expresa este dicho es que todas las personas tienen una opinión diferente sobre una misma cuestión.

Así como una lluvia puede ser buena para unos y mala para otros, de la misma manera una situación puede ser beneficiosa para algunas personas y negativa para otras.
Encontrar a dos personas que tengan la misma opinión o que los beneficie una misma situación es muy complicado.