Saltar al contenido

¿Qué se debe pintar primero el techo o las paredes?

Al momento de planificar la decoración de una habitación, muchas veces surge esta pregunta. Es importante pintar la habitación siguiendo el orden correcto para evitar manchas y conseguir un mejor resultado. Lo más recomendable es comenzar pintando de arriba hacia abajo, es decir primero el techo y luego las paredes.

¿En qué orden se debe pintar una habitación?

Cuando se va a pintar una habitación, antes de comenzar con el trabajo hay que planificar que parte se va a comenzar a pintar primero. La regla de pintura dice que hay que comenzar de arriba hacia abajo. En este caso, lo mejor es comenzar pintando el techo, luego continuar con las paredes y por ultimo pintar los marcos de puertas y ventanas.

El primer paso sera cubrir los marcos de puertas y ventanas para evitar que las salpicaduras de pintura del techo y paredes lo manchen.

La mejor opción es utilizar cinta adhesiva de pintor. Esta no tiene un pegamento tan fuerte por lo que se puede retirar con facilidad, sin que esto le provoque daños a la superficie. Se puede conseguir fácilmente en cualquier ferretería.

Techo

Entonces hay que comenzar a pintar el techo en primer lugar. Esto es así porque al pintar el techo es normal que haya salpicaduras y derrames de pintura, lo que ocasiona manchas en las paredes y pisos.

Como el siguiente paso es pintar las paredes no hay que preocuparse por cubrirlas o quitar las manchas ya que serán cubiertas.

En el caso del piso si es recomendable taparlo con una manta o papel de periódico viejo ya que las manchas de pintura pueden ser difíciles de quitar.

Paredes

Las paredes también se deben pintar de arriba hacia abajo. Se recomienda ir pintando por sección de 60x60cm. Esto ayudara a esparcir mejor toda la pintura e ir controlando que no queden zonas con huecos o pintura acumulada.

Marcos de puertas y ventanas

Cuando el techo y las paredes ya estén pintados y la pintura este seca, entonces ya se pueden pintar los marcos de puertas y ventanas.

Antes de hacerlo hay que retirar la cinta adhesiva que los cubría y ahora pegar cinta adhesiva en las paredes de los bordes, esto evitara que al pintarlos se manchen las paredes. Al finalizar, cuando la pintura ya este seca, se retiran esas cintas adhesivas y el trabajo estará completo.