Saltar al contenido

¿Qué responder sobre tus defectos en la entrevista de trabajo?

Cuando en una entrevista laboral se pregunta sobre los defectos hay que ser sincero y valiente para admitirlos, esto les agrada a los seleccionadores ya que consideran que la persona es confiable porque no oculta nada.

¿Por qué se pregunta sobre los defectos en una entrevista de trabajo?

“¿Cuáles son tus defectos?” Es una pregunta muy común en las entrevistas laborales que tiene como objetivo conocer que tan honesto y sincero es el postulante. Esto servirá para saber como respondería el postulante en caso de cometer un error en el trabajo.

Ademas, es una pregunta para salir de un momento tenso, mantener una conversación o darle paso al postulante para que se conozcan mejor y tengan una relación más abierta.

¿Qué NO se debe responder sobre los defectos en una entrevista de trabajo?

Es normal que las personas intenten disimular y esconder sus defectos por eso cuando se le hace esta pregunta prefieren responder con una mentira.

En una entrevista laboral, generalmente los postulantes responden que su defecto es ser muy perfeccionista, obsesionado con el trabajo o que no tienen ninguna debilidad. Todo esto, por supuesto, con el fin de que el seleccionador lo mire con buenos ojos y lo elija para cubrir el puesto.

Esas son justo las respuestas que no hay que decir cuando se pregunta ¿Cuáles son tus defectos? En una entrevista de trabajo. Aunque se busca quedar bien, lo que se consigue es todo lo contrario. El seleccionador se da cuenta enseguida que la persona no es sincera y esta mintiendo.

¿Qué contestar a tus defectos en una entrevista de trabajo?

Si no se debe mentir a la pregunta “¿Cuáles son tus defectos?” en una entrevista de trabajo, entonces lo mejor es ser honesto.

Los seleccionadores quedan muy a gusto con las personas que responden con sinceridad, humor y creatividad.

Por supuesto hay que saber como presentar los defectos y que tipo de defectos, pero si se puede admitir que existe algo negativo que hay que mejorar demuestra valentía y honestidad, lo que permite ser visto como una persona de fiar.