Saltar al contenido

¿Qué productos de higiene no se deben compartir?

Los productos de higiene que nunca deben compartirse son el jabón tocador, maquina de afeitar, esponja de baño, toallas y cepillo de dientes.

¿Por qué no se deben compartir los productos de higiene?

Los productos de higiene también son conocidos como ‘productos de uso personal’. Así, tal como lo indica su nombre, no deben compartirse ya que son de uso propio.

La higiene es muy importante para la salud. En estos elementos quedan muchos gérmenes y suciedad. Al compartirlos se pueden transmitir de una persona a otra. Estas bacterias, hongos y gérmenes podrían provocar contagios y otras enfermedades.

¿Qué artículos de higiene nunca hay que compartir?

Jabón de tocador
El jabón es un producto que debe ser de uso totalmente personal. Al bañarse, lavarse las manos o el rostro, en el jabón van quedando acumulados resto de suciedad, piel muerta y microorganismos. Si este se comparte, estos contaminantes también se transfieren de una persona a otra.
Aunque por lo general no es peligroso, es decir que no hay problema en compartir el jabón por una urgencia o una situación parecida, hay que evitar hacerlo porque los microorganismos podrían causar una infección si se ponen en contacto con una piel lastimada, una herida o lesión.
Ademas, las personas con piel sensible no pueden compartir jabón porque sufren síntomas de alergia, como erupciones, sequedad y picazón.
Lo más recomendable es tener un jabón propio, mantenerlo seco y en un lugar ventilado. En caso de vivir con mas personas para evitar compartir la barra de jabón lo mejor sera reemplazarlo por jabón liquido.

Maquinita de afeitar
Las maquinas de afeitar tienen hojas afiladas que tienen que estar en contacto directo con la piel para rasurarla por lo que sobre ella quedan células muertas.
Ademas, en caso que se produzca un corte o lesión que sangre, también sobre la hoja de afeitar quedaran restos de este fluido.
Estos microorganismos transmitidos de una persona a otra pueden ocasionar infecciones y contagios de enfermedades graves.
Otra razón, no menos importante, es que el uso continuo de las hojas de afeitar va produciendo desgastes en la misma, en caso de afeitarse con un filo desgastado se pueden provocar cortes en la piel.

Esponja de baño
La esponja o guante de baño también es un producto que debe ser de uso totalmente personal.
Al bañarse, en la esponja o guante quedan restos de suciedad, células muertas y otros microorganismos, como hongos y bacterias.
Esta es la razón por la que las esponjas y guantes no pueden compartirse ya que se podrían ocasionar infecciones, hongos y otros problemas en la piel.
Las esponjas deben dejarse secar después de usarse. Nunca hay que guardarlas en un pote o bolsa cerrada ya que esto mantiene la humedad y facilita que las bacterias se reproduzcan y multipliquen.

Cepillo de dientes
Por supuesto, en esta lista no puede faltar el cepillo de dientes. La boca es una parte del cuerpo en donde viven miles y miles de microorganismos diferentes. Es recomendable lavarse los dientes varias veces al día para evitar que estas bacterias generen caries, mal aliento y otros problemas bucales.
Por supuesto este no es un elemento de higiene que se pueda compartir, ni siquiera de forma ocasional, a menos que se trate de una verdadera urgencia.

Toallas
Aunque compartir las toalla es una practica común, en realidad este es otro elemento de higiene que debe ser de uso totalmente personal.
En el compartir toallas se pueden transmitir diferentes enfermedades e infecciones. Ademas, las toallas se ensucian mas rápido, se mantienen húmedas y esto genera otros riesgos, principalmente para la piel y los ojos.

Cortauñas
Otro elemento de higiene que no debería compartirse es el corta uñas ya que al usarlo queda con restos de microorganismos, suciedad y hasta sangre, si es que se llegara a producir una lesión por accidente.
En la transmisión de estos microorganismos se pueden transmitir enfermedades virales. .