Saltar al contenido

¿Qué hacer si se cancela la boda?

Si se cancela la boda es importante mantenerse tranquilo para poder llevar a cabo todas las cancelaciones de los proveedores y dar aviso a los invitados.

¿Cómo organizar la cancelación de una boda?

Organizar una boda es muy difícil, pero organizar la cancelación es una tarea aun más pesada por el estrés y la tensión que esto genera.

Para poder comenzar es necesario determinar en que parte del proceso de preparación se encuentra la celebración.

Los proveedores deben ser avisados de la cancelación Por lo general se perderá el anticipo pagado, pero dependiendo del tiempo de antelación con el que se cancele quizás se puede evitar perder más. Lo mismo sucede con la recepción, la música, foto y vídeo, vestido de novia, y luna de miel.

Relacionado: ¿Por qué hay tantas supersticiones en torno a las bodas?

Es importante que pongas atención en las clausulas de cancelación para saber que es lo que debes pagar o lo que te deben reembolsar.

¿Cómo avisar a los invitados que se cancelo la boda?

Otro paso importante es avisar a los invitados que la boda se ha cancelado. Lo ideal es avisar con suficiente tiempo de modo que no compren regalo, no gasten en comprar vestimentas o en realizar un viaje si es que viven lejos.

Si hay tiempo, una buena manera de dar aviso de la cancelación es enviando tarjetas redactadas de forma similar a las invitaciones.

En el caso que las invitaciones ya hayan sido enviadas y falte poco tiempo para la boda, la mejor forma de avisar es por teléfono o de forma personal.

Más Información: ¿Cómo organizar una boda al aire libre?

Si los ex novios se sienten muy estresados por la situación no es necesario que ellos hagan este procedimiento. Los invitados pueden ser avisados por los padres, hermanos o padrinos.

¿Es obligatorio devolver los obsequios de la boda cancelada?

Si la ex pareja ya ha recibido regalos por parte de los invitados de la boda, con la cancelación del evento por supuesto deben devolverse.

Aun los regalos personalizados deben devolverse por cortesía. En el caso que un invitado insista en que se lo queden, se puede compensar con otro regalo para el o ellos.