Saltar al contenido

¿Qué hacer si el perro sufre un golpe de calor?

Si un perro sufre de un golpe de calor el primer paso es bajar la fiebre, luego de esto se lo debe llevar al veterinario de forma urgente.

¿Cuáles son los síntomas de un golpe de calor en perros?

Para saber si un perro esta sufriendo un golpe de calor se debe poner atención en los síntomas.

Los síntomas de un golpe de calor en perros son:

  • Temperatura corporal superior a 42º (recuerda que es normal que los perros tengan entre 38º y 39º de temperatura)
  • Ritmo cardíaco acelerador
  • Dificultades para respirar normalmente
  • Falta de oxigeno en la sangre por eso la piel toma un color azul
  • Perdida de estabilidad
  • Músculos temblorosos
  • Falta de fuerzas
  • Manchas rojas pequeñas en la piel
  • Hemorragias
  • Insuficiencia renal
  • Fallos en todo el organismo

Relacionado: ¿Cómo cuidar a los perros durante el verano?

Al notar estos síntomas quizás sea necesario aplicar primeros auxilios, pero es importante llevar al animal al medico lo antes posible.

¿Cómo aliviar el golpe de calor ?

Si un perro sufre un golpe de calor se debe actuar de forma inmediata. No importa que se trate de una sospecha, los síntomas son muy negativos para la salud, así que debe ser llevaron al veterinario con suma rapidez.

Lo principal es lograr que baje su temperatura corporal, para esto se lo debe rociar con agua. El agua debe estar en temperatura normal, agua helada podría empeorar la situación.También es importante que el perro beba agua fría para evitar que se deshidrate.

Cuando el perro tenga su temperatura corporal normal, el próximo paso es llevarlo rápidamente al veterinario para controlar que ningún órgano del cuerpo este en fallando, lo que podría poner en peligro la salud.

¿Qué no hacer durante un golpe de calor?

En estos casos, se deben evitar hacer ciertas cosas que aunque parecen buena, en realidad serian muy malas para la salud del animal.

Más Información: ¿El ventilador le hace mal a los perros?

Que NO hacer durante un golpe de calor:

  • Envolver al perro con toallas húmedas Esto no permite que el calor salga, sino que el cuerpo lo retiene.
  • Mojarlo con agua helada. Esto podría causarle daños en el cerebro.
  • Seguir refrescándolo después que su temperatura corporal baje de los 42ºC ya que podría provocarle una hipotermia.