Saltar al contenido

¿Qué hacer para que no se pierda la tierra y el sustrato de la maceta?

Las plantas necesitan de macetas con orificio para eliminar el exceso de agua y respirar. Para evitar que la tierra y sustrato se pierda por esos agujeros se debe cubrir el fondo de la maceta con tela tipo tejido, tela de jardinería, filtro de café, cartón o papel periódico.

¿Por qué es importante que las macetas tengan orificios?

Quizás se piense que para evitar que se pierda tierra y sustrato por los orificios de la maceta seria mejor utilizar una maceta sin agujeros, pero esto no es para nada recomendable.

Es fundamental que las macetas tengan al menos un orificio para el drenaje ya que así se permite que la planta elimine todo el exceso de agua. Además, también por medio de este orificio, las raíces de las plantas absorben agua que hay en el plato cuando lo necesitan.

Estos orificios también permiten que la planta respire. Si la maceta no cuenta con orificios, la planta se morirá en poco tiempo ya sea por falta de oxigeno o porque la raíz se pudre por el exceso de humedad.

¿Cómo evitar que se pierda tierra por los orificios de la maceta?

Ya hemos comentado que es muy importante que las macetas tengan al menos un orificio en la base, pero muchas veces surge el problema que la tierra se escurre por esos agujeros y se termina perdiendo.

Para evitar que la tierra se pierda por los agujeros del drenaje de la maceta solo es necesario colocarle un tejido plástico o una tela de jardinería de la que se utiliza para que no crezcan yuyos y mala hierba.
Es simple, solo se debe cortar un trozo de tela del tamaño del fondo de la maceta y colocarla en el interior de la misma para que cubra los orificios.

Si no cuentas con tela tejida o tela de jardinería puedes reemplazarla por papel periódico o cartón Nunca se debe utilizar ningún material plástico ya que es necesario que el agua filtre, como si lo puede hacer por medio de la tela o el papel.

Otra alternativa es utilizar un filtro de café. Este también cumple muy bien con la función ya que permite el filtrado del agua, pero no así de la tierra y el sustrato.