Saltar al contenido

¿Qué es una prueba de esfuerzo?

Se conoce como ‘prueba de esfuerzo’ a un examen medico que evaluá la forma en la que reacciona y se adapta el cuerpo cuando se realiza ejercicio físico.

¿Qué es la prueba de esfuerzo?

La prueba de esfuerzo es conocida también con el nombre de “ergometría”. Se trata de un examen en donde se comprueba la resistencia física que tiene una persona. Se le pide que realice diferentes ejercicios físicos y se monitorea su organismo. Así se puede conocer cual es la capacidad del corazón y la forma que responde ante el esfuerzo físico.

Gracias a esta prueba medica se pueden identificar y diagnosticar patologías cardíacas que no se hacen presentes mientras la persona se mantiene en reposo, en cambio si al estar activo y por eso se realizar ejercicios.

Los pacientes que ya han sido diagnosticado con una enfermedad cardíaca también deben llevar a cabo esta prueba para ir controlando el estado y funcionamiento de su corazón.

¿Qué personas necesitan realizarse una prueba de esfuerzo?

Este examen medico se realiza en personas que tienen patologías cardíacas, como también en personas saludables.

El objetivo de la prueba de esfuerzo es diagnosticar una enfermedad o alteración cardíaca, identificar si hay posibilidades de sufrir un ataque al corazón y determinar que tipo de ejercicio es seguro realizar.

Los médicos recomienda realizar una prueba de esfuerzo en los siguientes casos:

  • Dolor de pecho
  • Dificultad para respirar
  • Latidos irregulares
  • Pulsaciones aceleradas
  • Diabetes
  • Antecedentes de cardiopatias
  • Tratamiento de patología cardíaca
  • Cirugía del corazón
  • Comenzar un programa de ejercicio físico

Aunque casi cualquier persona se puede realizar una prueba de esfuerzo, las embarazadas deben evitarla.

¿Cómo se realiza una prueba de esfuerzo?

La ergometría es una prueba que tiene aproximadamente una hora de duración, en este tiempo se incluye la preparación.

Al paciente se le colocan electrodos con parches adhesivos en diferentes partes del cuerpo: pecho, brazos y piernas, ademas de un brazalete.
Estos se encuentran conectados a una monitor en donde se puede ver el electrocardiograma y la presión arterial.

Si la persona no realiza ejercicio físico de forma habitual se le inyecta un medicamento. Normalmente puede sentir dificultad para respirar, dolor de cabeza y calentura por un momento.

El paciente debe hacer ejercicio en una bicicleta o cinta fija. Comienza con un nivel suave y va intensificando de forma progresiva.

Si se necesita controlar la respiración se le solicitara que respire en un tubo en el cual se llevara a cabo la prueba.

En el caso que aparezca algún síntoma que no permita continuar con el ejercicio físico se finalizara la prueba y se le brindara la atención que necesita para su recuperación.

Relacionado: ¿Qué es una palpitación?

Se recomienda que el paciente concurra a la prueba de esfuerzo con ropa y calzado cómodo, y que no haya ingerido alimentos por algunas horas antes.