Saltar al contenido

¿Qué es una mochila de hidratación?

La mochila de hidratación es un bolso o morral de peso y tamaño ligero que se coloca en la espalda y que viene provisto de un sistema de envases y mangueras a través de las cuales se puede beber agua sin detener la marcha durante la caminata de senderos o trail running.

Tipos de mochilas de hidratación

Dependiendo de los gustos y la funcionalidad que se busque en el equipo, existen diferentes tipos de mochilas de hidratación.

Cinturones

También llamados riñoneras, esta modalidad se ajusta para aquellos corredores cuya caminata será corta.

Qué es una mochila de hidratación
Las riñorenas de hidratación son apropiadas para carreras cortas

También es recomendada si el terreno del recorrido es fácil, cercano al domicilio residencial y es un espacio tan familiar que se conocen los diferentes accesos de salida en caso de emergencia.

Mochilas

Otro tipo de equipamiento de hidratación son las mochilas o chalecos.

Son ideales para carreras largas en terrenos más complicados.

Tienen suficiente espacio para cargar con una bolsa de hidratación, además de bidones.

Más Información: ¿Cómo preparar la mochila para el campamento de verano?

Este tipo de mochilas son de peso ligero, por lo que no será problema llevarla a la espalda.

De la bolsa de hidratación salen mangueras con un largo suficiente para poder succionar con la boca el líquido contenido.

Son especiales para agua o cualquier otro líquido energizante que permita mantener el balance hidroelectrolítico durante la carrera.

También cuentan con otros compartimientos ideales para llevar algunos accesorios indispensables durante la carrera.

Los chalecos suelen ser más pequeños, mientras que las mochilas tienen un mayor tamaño sin alejarse de la practicidad y funcionalidad.

Tips para elegir la mochila de hidratación

Existen algunos factores que debes tomar en cuenta para elegir una mochila de hidratación.

Talla y tamaño

Si es la primera vez que compras una mochila y no tienes ningún tipo de referencia con respecto a la talla, lo mejor será que acudas a una tienda física.

Prueba diferentes tallas hasta dar con la más apropiada para tu cuerpo, recuerdas que si queda muy ajustada, el roce con tu piel causará una lesión.

Si eliges una que te quede grande, el contenido de la mochila no quedará bien ajustado y esto hará que rebote sin detenerse durante la carrera, sin duda será un contratiempo para tu recorrido.

En cuanto el tamaño, dependerá de los accesorios que acostumbras a llevar para tu recorrido.

Contenedor de agua

La capacidad del contenedor de agua es de vital importancia y depende del tipo de carrera al cual piensas asistir.

Por lo general, la capacidad varía entre 1 a 3 litros.

Qué es una mochila de hidratación
Las mochilas son de mayor dimensión

La más usada es la de 2 litros, ya que ofrece muy buena relación con respecto al peso.

Material

EL material de fabricación también es otro de los aspectos a tener presente para tu elección.

Procura que sea transpirable, esto hace que el sudor circule y que sea impermeable por si te encuentras a merced de la lluvia.

Más Información: ¿Qué se debe llevar para acampar en la montaña?

También es recomendable que la zona que se ajusta a tu espalda y hombros tenga almohadillas,esto reduce el impacto del rebote de la mochila en tu cuerpo.

Bolsillos

Los bolsillos son imprescindibles si sueles llevar algunos accesorios como silbato, GPS, kit de primeros auxilios, mapa o brújula.

Podrás organizarlos y acceder a ellos de forma inmediata.