Saltar al contenido

¿Qué es una estrella fugaz?

Una estrella fugaz es un meteorito que cae desde el espacio atraído por la fuerza de gravedad de la Tierra y brilla por su velocidad y temperatura.

¿Las estrellas fugaces son estrellas?

Se llama ‘estrellas fugaces’ a un cuerpo luminoso que aparece casi de sorpresa en el cielo nocturno y se desplaza en una linea recta. Es posible observarlo a simple vista por algunos segundos, hasta que desaparece. Casi siempre deja una estela blanca que marca su camino.

Aunque son llamadas ‘estrellas fugaces’ y la mayoría de la gente cree que se trata de estrellas, en realidad no es así.

Las estrellas fugaces no son estrellas. Son una fracción de piedra o polvo que cae del espacio hasta la atmósfera de la Tierra, donde brillan a causa de la velocidad y la temperatura que tienen. Los astrónomos los denominan ‘meteoros’.

Más Información: ¿Cuándo y cómo mueren las estrellas?

La mayoría de los meteoros se consumen en la atmósfera así que no llegan a la superficie de la Tierra. En el caso que tenga un gran tamaño y no se llegue a consumir completamente sin antes atravesar la atmósfera y llegar a la Tierra, se los denomina ‘meteroides’.

¿Cómo se forman las estrellas fugaces?

Las estrellas fugaces, como ya hemos dicho anteriormente, no son estrellas sino que son un fragmento de piedra o hielo.

Estos elementos se encontraban en el espacio, pero por efecto de la gravedad de la Tierra fueron atraídos hacia esta.

En el camino hacia la superficie se encuentra con la atmósfera y esto hace que, por la velocidad en la que se mueve, alcance una altísima temperatura. Como consecuencia, esto genera un brillo incandescente.

Relacionado: ¿Qué es la estrella de belén?

Así es que se forman las estrellas fugaces y las estelas que marcan en su camino.

¿Por qué ya no se ven estrellas fugaces?

Muchas personas piensan que ya no hay estrellas fugaces como hace algunos atrás. Antes se podía observar estos fenómenos cualquier noche y en cualquier lugar. En cambio, en la actualidad, lo que ocurre es que ya no es fácil observarlas a causa de la contaminación lumínica.