Saltar al contenido

¿Qué es una Devaluación Monetaria?

La devaluación se refiere a una disminución en el valor de una moneda con respecto a otras monedas. La devaluación es una decisión del gobierno de un Estado, al separar el volumen de esa moneda de algún patrón, como el precio del oro o alguna otra moneda extranjera fuerte, con el fin de aumentar sus exportaciones y disminuir sus importaciones.

Devaluación Monetaria

Es una medida económica estatal consistente en establecer un tipo de cambio para la moneda nacional, inferior al vigente con el fin de lograr el equilibrio de la balanza de pagos.

Es que es necesario que entre las distintas monedas exista una paridad que responda a los poderes adquisitivos interiores respectivos.

No obstante, en el caso de que el desequilibrio que se propone subsanar tenga origen en una inflación estructural, la devaluación resulta inoperante, puesto que el desequilibrio reaparece a largo plazo.

En esos casos, sólo puede eliminarse realizando transformaciones de la estructura económica.

Causas

Pueden influir varios motivos, por ejemplo, que la moneda local esté ‘sobrevaluada’ por la incorporación de capitales foráneos que originen mayores reservas.

Asimismo, por el efecto contrario, es decir, por falta de seguridad en la economía del lugar.

Devaluación_pérdida_valor_moneda
La devaluación es una herramienta utilizada por un gobierno desesperado con una política económica pobre.

Esto estimula un cese en las inversiones, produciéndose fugas de capitales a través de las divisas.

Otra razón, estaría asociada a la falta de confianza en la moneda del sitio, lo que provocaría una huida rápida e impetuosa hacia otras unidades monetarias fuertes.

Según Milton Friedman, fundador de la ‘Teoría Monetarista’, emitir dinero sin respaldo para financiar el gasto público, sería otra causal.

Cuando se induce la inflación y el tipo de cambio es fijo en correlación a otra moneda, se generan pérdidas por la competencia de los bienes exportables, con respecto a los precios existentes en el exterior.

Consecuencias Negativas

Una devaluación monetaria conlleva un aumento en los índices de inflación.

Se pueden producir transferencias de capital de los acreedores hacia los deudores.

Relacionado: ¿Cuáles son los tipos de impuestos?

El salario real pierde valor y se deterioran los ahorros en la moneda local.

Se incrementan las tarifas de los servicios públicos, porque con la devaluación, sus costos quedan fuera de orden.

Una devaluación es una disminución en el nivel de vida del país. Tradicionalmente, es una herramienta utilizada por un gobierno desesperado con una política económica pobre.

Consecuencias Positivas

También se pueden producir resultados positivos.

Cuando al devaluar la moneda nacional, las exportaciones se vuelven más competitivas con respecto a las elaboradas en monedas de mayor valor.

Se puede incrementar el turismo internacional.

Pues a los viajeros de lugares donde el dinero es más fuerte, les llega a ser más productivo.

Cómo funciona la devaluación  

La autoridad monetaria de un país, casi siempre el banco central, puede hacer el esfuerzo consciente de hacer que su moneda sea menos valiosa.

Por ejemplo, hay el caso de que la moneda de ese país tenga un tipo de cambio fijo de 2:1 con respecto al dólar estadounidense.

Significa que, por cada dólar, se requieren dos de la moneda local.

Devaluación_Balanza_pagos
Con la devaluación se establece un tipo de cambio inferior al vigente con el fin de lograr el equilibrio de la balanza de pagos.

De pronto, ese país debido a ciertas circunstancia pose una economía débil y el país no puede pagar la tasa de interés pendiente de su deuda.

Las autoridades monetarias responden a esa debilidad devaluando su moneda es decir, haciendo que pierda valor frente a otra.

Esto significa que el banco central declara que su tipo de cambio fijo será de 10:1 con respecto al dólar americano.

Relacionado: ¿Quién fue Milton Friedman?

Ahora, en vez de dos monedas locales se requieren 10 para equipararse al dólar.

Esto hace que su deuda pendiente ahora valga cinco veces menos.

Es una maniobra muy difícil con graves consecuencias económicas.

En muchos casos, devaluación se confunde con depreciación. Por otra parte, es lo opuesto a la revaluación.