Saltar al contenido

¿Qué es un Zoológico?

Un zoológico es un recinto donde se reúnen una gran diversidad de especies animales, en un hábitat recreado muy parecido al auténtico, con fines recreativos y educativos.

Tipos de Zoológicos

En la actualidad existe una gran variedad de zoológicos que se han adaptado a condiciones climáticas de diferentes regiones del mundo. Y también se han adecuado a las necesidades de la población.

zoologicos

Más información: ¿Cuáles son los animales más peligrosos del mundo?

Por ejemplo, existen registros de zoológicos polares, donde se albergan pingüinos, osos y especies de la Antártida, para el conocimiento de su hábitat y forma de vida.

También hay zoológicos de contacto, que son más comunes. Generalmente albergan especies salvajes domesticadas. Esto para que sean seguros para el público que va a verlos e interactuar con ellos.

Otras variedades pueden adaptarse a la zona, y la fauna que habita en ella. Por ejemplo los de animales nocturnos, o los zoológicos-botánicos.

Extensión y especies

Según Sistema Internacional de Inventario de Especies, en los 825 zoológicos registrados en esa organización, existen al menos 15 mil especies resguardadas. Se estima que en promedio solo en Europa haya 2500 animales vertebrados en estos recintos de 257 especies distintas.

zoologico

Más información: ¿Los ornitorrincos son animales solitarios?

De igual forma pueden albergar 56 especies de mamíferos. Así mismo 602 tipos de aves 131 especies de reptiles.

En cuanto a la extensión, en promedio, un zoológico para un adecuado funcionamiento y para que pueda obtener la certificación de funcionamiento por diversidad debe tener al menos 11 hectáreas. Aunque esto puede variar.

En la actualidad los zoológicos, a manera de protección de las especies, han acordado albergar menor cantidad de especies. Esto para garantizar mayor espacio entre ellas y permitir que puedan desarrollarse dentro del recinto como si se encontraran en su propio hábitat.

Más información: ¿Qué son los animales autóctonos?

Las organizaciones defensoras de los animales se encargan de velar que estos recintos también sirvan para rescatar y resguardar especies en extinción. Garantizando su reproducción y preservación de la especie.