Saltar al contenido

¿Qué es un sofá en forma de L?

Un sofá en forma de L es una pieza mobiliaria para salas, especialmente salas grandes y espaciosas por su tamaño mediano – grande. Su cuerpo permite que se puedan sentar hasta 6 personas. Ademas, este sofá también es utilizado para dividir espacios en un mismo ambiente, como por ejemplo: comedor y sala de estar.

¿Cuáles son los tipos de sofá en forma de L?

Sofá 3+2

Este es el tipo de sofá en forma de L más clásico de todos. Se trata de la unión de un sofá de 3 plazas y otro sofá de 2 plazas. Es por eso que recibe el nombre de sofá 3+2 que describe la composición de esta pieza.

Entre las ventajas de este tipo de sofá hay que destacar que son ideales para salas de estar grandes ya que pueden ubicarse en forma de L aprovechando el espacio y haciéndola lucir bien equilibrada. Ademas, son fáciles de mover y cambiar de ubicación. Son súper cómodos y perfectos para las reuniones con familiares y amigos.

Sofá Chaise Longue

Otro sofá en forma de L es el chaise longue. Se trata de un estilo de sofá muy distinguido y lujoso, en un principio solo las familias de clase alta podían acceder a una pieza mobiliaria de este tipo por lo que quedo como un símbolo de opulencia y glamour.

Estos sofá son muy amplios, tienen más de 2 metros; y no solo cumplen una función practica, sino que ademas son muy estéticos y se convierten en el protagonista de la estancia.

Los modelos de sofá más modernos cuentan con espacio de almacenamiento bajo los asientos por lo que son multiplicación y perfectos para mantener el orden en el ambiente.

La desventaja de los sofá chaise longue es que solo pueden ser ubicados en una esquina de la sala, es muy complicado colocarlo en otra ubicación.

Sofá rinconero

Se llama “sofá rinconero” porque es un tipo de sofá en forma de letra L que es perfecto para ubicar en una esquina de la sala.

A diferencia del sofá 3+2, el rinconero es un sofá que tiene la misma extensión en sus dos lados. Se presenta en diferentes medidas, la elección depende del tamaño de la sala, como también de la cantidad de personas que lo van a utilizar habitualmente.