Saltar al contenido

¿Qué es un sofá cama?

Se llama “sofá cama” a un mueble multifuncional que cuenta con un colchón, que al desplegarse puede ser utilizado como una cama.

¿Cómo se origino el sofá cama?

La popularidad del sofá cama se remota a la década del 30′ de siglo anterior. En ese momento, la ciudad de Nueva York entro en lo que se conoce como la “gran depresión”, es decir, una crisis financiera que se produjo por la caída de de la bolsa de Nueva York.

Aunque no se puede determinar con exactitud quien invento el sofá cama, hay que mencionar a Bernardo Castro.
Este italiano llego a los Estados Unidos en el año 1919. Él se dedicaba a los muebles y tomando como base otros inventos anteriores como el escritorio-cama y las camas abatibles, comenzó a fabricar sofás que tenían un colchón oculto que, al desplegarse, podían convertirse en una cama.

Con la situación que enfrentaba Nueva York en ese momento, las familias tuvieron que mudarse a pisos más pequeños para ahorrar gastos. Ademas, no podían comprar muchos muebles ya que no contaban con el dinero suficiente.

Fue así que el sofá cama se convirtió en una gran opción para ellos ya que contaban con un sofá en la sala que por la noche podían utilizar como cama.

¿Qué ventajas tiene el sofá cama?

Aprovechar espacio: Si no hay espacio suficiente en la casa para crear una habitación de huéspedes o se vive en un monoambiente en el que se comparte sala con dormitorio, un sofá cama es la solución. Este mueble puede plegarse y desplegarse fácilmente, es cómodo y se ve muy bien en cuanto a estética.

Diferentes tipos de sofá cama: Actualmente en el mercado se pueden encontrar diferentes tipos de sofá cama. No solo varían en estética, sino también en su sistema de apertura, materiales y calidad. Entre los sistemas más populares podemos mencionar: italiano, olimpo, venus y nido. Cada uno de ellos cuenta con características propias para que cada persona pueda escoger el más adecuado según sus necesidades y preferencias.

Estética: Es importante resaltar que un sofá cama no solo es un mueble practico, sino también muy estético. Sus diseños modernos ocultan el colchón a la perfección, pero ademas logran convertirse en los protagonistas de la decoración de la sala.

Comodidad: Dormir en un sofá esta bien para una siesta, pero una noche completa – y varias noches – no es demasiado cómodo. Un sofá cama, en cambio, al desplegarse ofrece la posibilidad de acostarse en un colchón de tamaño estándar, confortable y de alta calidad, que permitirá disfrutar de noches de sueño perfectas.