Saltar al contenido

¿Qué es un síndrome?

En la medicina se define el síndrome como el conjunto de síntomas desarrollados en el cuerpo de un individuo determinable por sus características y causas de aparición.

Síndrome y enfermedad ¿es lo mismo?

Aunque suelen usarse como sinónimos. A nivel científico y semiológico no tienen el mismo significado. Como se expuso el síndrome se constituye de una serie de síntomas y características particulares que al agruparse puede realizarse la identificación del mismo. Mientras que la enfermedad en sí va mas allá de esto.

¿Qué es un síndrome?

Aunque también cuenta con una serie de síntomas que experimenta el paciente, la enfermedad requiere que esta realice cambios biológicos y físicos en el individuo para que pueda considerarse como tal.

Más información: ¿Qué es el Sindrome del Maullido de Gato?

Por tanto, la diferencia entre ambos términos es que el síndrome no requiere de una manifestación física evidente que produzca cambios en la naturaleza del individuo. Clasificación de los síndromes

Los síndromes en la actualidad son casi infinitos, cada día se descubre uno nuevo. Por ello para su estudio es necesario que se agrupen según su origen.

El grupo más amplio es de los síndromes genéticos, en el que se agrupan miles, desde los más conocidos hasta los más raros, pero todos ellos causados por la mutación, ausencia y combinación errónea de los cromosomas al momento de la creación de la cadena de ADN. Entre esos se puede enumerar el Síndrome de Down, de Edwards o Patau.

Más información: ¿Qué es el sindrome de la Cenicienta?

¿Qué es un síndrome?

Más información: ¿Qué es el Sindrome de Alicia en el Pais de las Maravillas?

También se encuentran lo síndromes congénitos. Que pueden estar relacionados en muchos casos con los síndromes genéticos, o ser un síntoma de ellos. También son un grupo amplio debido a las miles de probabilidades que existen para alterar al feto durante la gestación. Por otro lado, están los síndromes psicológicos, constituidos por alteraciones mentales. Estos a la vez se subdividen en neuróticos, psicóticos y de personalidad.