Saltar al contenido

¿Qué es un plan de ventas?

Un plan de ventas también es conocido como ‘plan de negocio’. Se trata de un plan diseñado con el objetivo de facilitar y aumentar las ventas.

¿Para qué sirve un plan de ventas?

Este tipo de plan sirve para planificar las ventas de modo que la ejecución de las mismas sea más fácil y rápido.

Todas las personas que se dedican a la ventas tienen un objetivo. Esta meta se encuentra en el futuro, para llegar a ella hay que actuar en el presente. Esto es lo que analiza y se plantea en un plan de ventas: la forma de hacer realidad los objetivos en ventas.

La planificación es la base de todo éxito, también sucede en las ventas. El mercado y los clientes no pueden determinar el ritmo del negocio, se debe planificar y actuar.

¿Cómo hacer un plan de ventas?

Para poder hacer un plan de ventas es necesario plantearse las siguientes preguntas:

  • ¿Cual es el objetivo a lograr?
  • ¿Que motivo lleva a hacer un plan?
  • ¿En que momento se debe cumplir el objetivo?
  • ¿Que estrategia se debe utilizar?
  • ¿Que acciones hay que llevar a cabo?

Por ejemplo, el objetivo puede ser aumentar las ganancias en un 10%, el motivo del plan es aumentar las ventas, el momento es el trimestre próximo, la estrategia sera un nuevo mercado y las acciones pueden ser promociones, ofertas, publicidad, entre otros.

¿Cuándo hacer un plan de ventas?

Cualquier momento es bueno para crear un plan de negocio. Mucho más cuando se va a presentar un nuevo producto o el producto se va a dirigir a otros sector de clientes.

¿Qué objetivos se pueden plantear en un plan de ventas?

El objetivo siempre es vender mas, pero debe ser plasmado en condiciones claras y precisas.

Se debe especificar la cantidad de productos que se quiere vender, en que regiones o países, y el porcentaje de ganancia que se quiere incrementar.

¿Qué estrategia y acciones se deben poner en practica?

Planificar una estrategia es justamente parte del plan de negocios. Puede tratarse de un re-lanzamiento de un producto de forma más atractiva o una mejor atención al cliente.

Las acciones a llevar a cabo dependen de la estrategia. Puede ser un nuevo producto, nuevo personal en el equipo de trabajo, nuevas publicidades, más canales de ventas, entre otros.