Saltar al contenido

¿Que es un Averia?

Avería: significa la pérdida, daños o gastos extraordinarios sufridos por el buque o la carga, o por ambos, derivados del riesgo de la navegación, y que acontece durante el curso de la expedición. Se desprende que los gastos ordinarios o normales no quedan comprendidos en el concepto de avería.

¿Cuantos tipos de averias se pueden distinguir?

Es una de las instituciones más antiguas del derecho marítimo. Pueden distinguirse dos tipos de averías:

* Avería Particular o simple: cuando el daño o gasto beneficia no a todos los elementos de la expedición, sino solamente al buque o a la carga. En este supuesto el monto de la avería es soportado solo por el dueño de la cosa que ocasiono el daño o sufrió el gasto extraordinario. Ej: incendio, explosión, varadura que afecten la carga.

Más Información: ¿Cuales son los secretos de las matematicas?

* Avería común o gruesa: cuando el daño o gasto extraordinario se hace en beneficio común de todos los componentes de la expedición marítima, es decir: buque, carga y flete. El monto de la avería es soportado por todos los intereses vinculados a la expedición.

¿Que contempla las averias gruesas?

Averías gruesas: La LN las contempla en el art 403: Los actos y contribuciones en concepto de avería común se rigen salvo convenio especial por las Reglas de York-Amberes, 1950. Las disposiciones de York-Amberes solo tienen carácter supletorio, solo en defecto de convención entre partes de aplica.

Más Información: ¿Como son los premios Pulitzer?

La LN no conceptualiza la avería gruesa, sino que remite a las reglas precitadas; existe acto de avería gruesa común, solo cuando intencional y razonablemente se realiza un sacrificio extraordinario o gasto para la seguridad común, con el fin de preservar de un peligro los bienes comprometidos en una aventura marítima común.

No cualquier daño, sacrificio o gasto extraordinario es una avería gruesa; para que sea calificado de tal y su importe sea soportado por todos (buque, carga y flete) es necesario que existan ciertos elementos que configuran el instituto:

  1. Debe tratarse de un acto voluntario, intencional: el gasto debe ser ordenado voluntariamente por el capitán (titular de la avería)
  2. Debe existir un peligro: es un peligro común, es decir, que amenaza a todos los intereses de la expedición
  3. Debe haber responsabilidad del gasto o sacrificio realizado: ante la situación de peligro, las consecuencias de las ordenes del capitán no deben ser más gravosas que el peligro
  4. Seguridad común y obtención de un resultado útil: el acto de avería debe perseguir como objetivo la seguridad común (de todos los intereses expuestos al peligro). Debe haber logrado un resultado provechoso, es decir, que haya salvado (total o parcialmente) del peligro común a los intereses involucrados en la expedición.