Saltar al contenido

¿Qué es lo que le da el color a las flores?

Lo que le da el color a las flores se encuentra en sus genes. Básicamente se trata de dos tipos de pigmentos: xantofilas y antocianina. El primero de ellos tiene un color amarillo – rojizo este también puede originar un color anaranjado. El antocianina es un pigmento que le da color azul, rosa y rojo, pudiendo también crear un tono purpura o violeta.

¿Cuáles son los pigmentos de las flores?

Las flores pueden lucir diferentes colores y tonalidades gracias a sustancias químicas naturales que actúan como pigmento. Es algo similar a la clorofila, un pigmento de color verde que le da color a las hojas y los tallos de las plantas. En el caso de las flores, existen dos tipos de pigmentos que le dan color: antocianina y xantofilas.

Los xantofilas son pigmentos de color amarillo. En realidad estos tienen una gama de colores que abarca desde las tonalidades amarillas hasta los tonos rojos – marrón. Cuanta más cantidad de este pigmento tiene una flor, más intenso y brillante sera su color.

Relacionado: ¿Cómo se llaman las plantas que tienen flores?

Los antiocianinas, en cambio, cubren los colores azul y rojo – rosa. A diferencia de los anteriores, si una flor tiene mucho de esta sustancia, se teñirá en color purpura o lila.

¿Una flor puede cambiar de color?

Aunque no es muy frecuente ver flores que cambian de color, si existen algunas especies que tienen esta característica.Esto se debe a que van juntando o acumulando sustancias pigmentadoras, entonces van cambiando de color cuando maduran.

Otro factor que puede alterar el color de una flor, es la composición del suelo. Cuando la tierra esta ácida, la planta absorbe estos componentes y el color de las flores sufre modificaciones como consecuencia.

¿Por qué las flores son de colores?

Si hay algo que cualquier persona admira en una flor, es su color. Pero más allá de que esta sea una cualidad estética maravillosa, la naturaleza le dio colores a las flores con un objetivo en especial. Ellas necesitan lucir estos colores atractivos para poder sobrevivir.

Para que las flores puedan reproducirse necesitan de los insectos y aves. Estos se posan sobre las flores para alimentarse del néctar. El polen de ellas queda en sus picos, patas y alas, y lo depositan en la próxima flor en la que se posan. Así van rociando las flores con polen de otras y originando el proceso de polinización, que tiene como resultado la reproducción.
El color de las flores es el mecanismo natural que estos seres vivos utilizan para atraer a los insectos y animales hacia ellas.

Más Información:
¿Por qué las abejas se alimentan de néctar y polen?

Se cree que las plantas van evolucionando y van desarrollando nuevos colores para poder atraer a más polinizadores.