Saltar al contenido

¿Qué es la tricotilomanía?

Se denomina “tricotilomanía” a un trastorno que genera impulsos que llevan a las personas que lo sufren a arrancarse el cabello de manera compulsiva. No pueden evitarlo.

¿En qué consiste la tricotilomanía?

Las personas que padecen tricotilomanía tienen el impulso de arrancarse el pelo y no pueden controlarlo.
Por lo general se arrancan el cabello de la cabeza, pero también pueden arrancar el vello de otras zonas del cuerpo.

Ellos aseguran sentir una tensión en el interior que les da el impulso de arrancar su pelo de un jalón. No pueden resistirse a ese deseo. Si lo hacen empiezan a sentir síntomas de ansiedad, como nerviosismo, temblor y pulsaciones.
La tensión se libera solamente con jalar el cabello y arrancarlo. En esos segundos y luego sienten el placer de haberlo hecho.

Relacionado: ¿Qué es la cleptomanía?

Parece ser que estas personas controlan o descargan sus emociones negativas por medio de esta acción El mal estar producido por el cansancio, el estrés y la triste, se alivian cuando se arrancan los pelos. Esta es la única forma de sentirse bien.

¿Cuáles son las consecuencias de la tricotilomanía?

El acto de arrancarse el cabello puede ser consciente o inconsciente. Ellos saben que esto los hace sentir bien, así que pueden hacerlo tomando consciencia que sufrirán una consecuencia. En otras ocasiones, en cambio, no se dan cuenta de lo que están haciendo.

La tricotilomanía puede derivar en tricofagia, un trastorno que lleva a las personas a comer pelo, lo que por supuesto puede ocasionar muchos problemas negativos en su sistema digestivo.

Otra consecuencia de esta patología es la calvicie. Como generalmente se arrancan el cabello de la cabeza es normal que tengan zonas despobladas o peladas. Ellos intentan cubrirlas y disimularlas con algunos peinados o accesorios para que los demás no puedan darse cuenta del motivo por el cual no tienen cabello.

Más Información: ¿Qué es la hipomanía?

Cuando se arrancan el pelo de otras partes del cuerpo pueden provocarse problemas en la piel y hasta causarse infecciones.