Saltar al contenido

¿Qué es la tanorexia?

Se denomina “tanorexia” a un trastorno psicológico que genera la obsesión por estar bronceados. Las personas que padecen este trastorno sienten un deseo enfermizo por verse morenos, aun cuando tengan que atentar contra su salud para conseguirlo. Por lo general, la exposición excesiva al sol les produce quemaduras, manchas y aumenta las posibilidades de sufrir cáncer de piel.

¿En qué consiste la tanorexia?

La tanorexia es considerado un trastorno psicológico. Las personas que lo padecen se ven siempre pálidos, aun cuando no sea así, por eso se exponen al sol largas horas para broncearse. Es una enfermedad parecida a la anorexia.

Los síntomas más comunes de la tanorexia son:

  • Obsesión por estar bronceado
  • Comparación de su color de piel con otras personas para lograr un bronceado más intenso
  • Frustración al no verse bronceado como desea
  • Sentirse mal por no estar bronceado ya que considera que no se ve guapo

No es malo estar bronceado pero para alguien que sufre tanorexia nunca es suficiente por lo que se vuelven adictos a tomar sol, esto puede afectar su piel hasta el punto de aumentar el riesgo de padecer cáncer.

¿Por qué hay personas que se obsesionan con el bronceado?

La principal causa de la tanorexia es la presión social. En la actualidad, según los estereotipos de belleza impuestos por la cultura, las personas más guapas son las de piel bronceada.

Quienes tienen la piel pálida comienzan a sentirse mal, pierden confianza en si mismo y se comparan con otros.

Estos problemas de autoestima general el deseo compulsivo de lucir moreno para adaptarse al modelo de belleza del momento.

¿Por qué la tanorexia es peligrosa?

La tanorexia es una enfermedad y como todas las demás enfermedades tiene consecuencias muy peligrosas.

La exposición al sol y el uso de productos para broncearse de forma excesiva produce daños irreversibles en la piel.
Esto puede provocar que la piel se reseque y se vuelva más rugosa, las lineas se marquen porque pierde elasticidad. En pocas palabras, hacen que la piel se envejezca y se debilite.
Ademas pueden aparecer manchas en la piel que son muy difíciles de borrar y melanonas que pueden resultar peligrosos.

Cuando una persona que padece tanorexia no se broncea puede sentirse mal por la frustración de no verse bronceado.
Quienes sufren de una tanorexia grave hasta pueden sufrir síndrome de abstinencia al no poder tomar sol.

La exposición al sol es muy peligrosa porque los rayos UV aumentan el riesgo de padecer cáncer en la piel, lo que puede resultar mortal.

¿Cómo superar la tanorexia?

Esta es una enfermedad que afecta la mente por lo que para superar la tanorexia se necesita de atención psicológica.

Un profesional ayudara a la persona que padece tanorexia a abandonar la obsesión por estar bronceado haciéndole entender cuales son las consecuencias de exponerse al sol de forma excesiva, y le enseñara como broncearse de forma saludable.