Saltar al contenido

¿Qué es la parálisis del sueño?

¿Has querido despertar de un sueño y no consigues lograr mover ni un solo músculo? Tal vez puedas estar padeciendo de un trastorno esporádico llamado parálisis del sueño, esto puede crear nerviosismo y confusión en la persona ya que esta semiconsciente pero no logra ejercer ningún movimiento en su cuerpo y lo que más causa terror es que la persona puede percibir lo que sucede a su alrededor pero no puede responder, pareciera no poder despertar de una terrible pesadilla; este episodio puede durar de 1 a 3 minutos aproximadamente.

Causas de la parálisis del sueño

Diferentes estudios explican que la causa principal de la parálisis del sueño es la falta de coordinación entre la parte del sistema nervioso encargada de dar las órdenes a los diferentes músculos que deben moverse de forma voluntaria y algunas zonas del cerebro.

El sueño tiene diferentes etapas, cuando se llega a las etapas REM es cuando nuestro cuerpo se encuentra en completa atonía muscular, es decir, la actividad de los músculos con movimientos voluntarios se encuentra suprimida y cuando salimos o despertamos normalmente de la etapa REM, la atonía muscular culmina.

Qué es la parálisis del sueño
La parálisis del sueño puede durar de 1-3 minutos

En el caso de este trastorno, la persona logra salir de la etapa REM sin embargo, la atonía muscular no termina, es por ello que se origina la parálisis del sueño, un estado semiconsciente donde no se puede ejercer ningún tipo de movimiento voluntario del organismo.

Este trastornos también puede esta asociado a otro tipo de factores entre los que se han descrito: apnea del sueño, narcolepsia, no dormir con regularidad o el tiempo necesario, trastornos bipolar, ataques de ansiedad o pánico, depresión y niveles de estrés muy altos.

Tipos de parálisis del sueño

Estudios referentes a la parálisis del sueño han descrito tres tipos:

Forma aislada: Por lo general se presenta en individuos sanos sin ningún antecedente de trastorno del sueño.

Más Información: ¿Qué es el sueño de Movimientos Oculares Rápidos ?

Está asociada con niveles de estrés o ansiedad muy elevados, cansancio u horario irregular a la hora de dormir, se presenta de forma temporal, desapareciendo finalmente sin que se produzca de nuevo.

Forma familiar: Es muy poco frecuente y se presenta cuando varios miembros de la familia sufren de parálisis del sueño sin tener ningún tipo de antecedente o síntoma del sueño como la cataplexia por ejemplo.

Forma relacionada a otras patologías: En este caso, la parálisis del sueño se encuentra ligada a otras enfermedades como la narcolepsia; se ha descrito que entre un 40-50% de las personas que padecen narcolepsia, llegan a sufrir de parálisis del sueño.

Síntomas

Se han descrito síntomas característicos en las personas que han vivido episodios de parálisis del sueño, entre los que destacan presión en el pecho con dificultad para respirar normalmente o sensación de asfixia, terror, pánico, miedo, algunas personas pueden abrir los ojos pero otras no lo logran.

Algunos han presentado alucinaciones visuales donde perciben una presencia cercana a ellos pero no logran reconocer, incluso sienten terror de que les va a causar daño.

Qué es la parálisis del sueño
Algunas personas sufren alucinaciones visuales durante la parálisis del sueño

Otros pueden presentar alucinaciones auditivas caracterizadas pro fuertes sonidos como golpes, campanadas, chillidos, zumbidos, pisadas entre otros.

Las alucinaciones kinestésicas son otro de los posibles síntomas, en este caso se vive la sensación de caída de la cama, hormigueo, flotación o fuertes vibraciones que atraviesan cada parte del cuerpo.

Consejos para evitar la parálisis del sueño

Podemos evitar sufrir de parálisis del sueño mejorando algunos aspectos de nuestra vida cotidiana como por ejemplo:

1.- Crear una rutina para dormir por lo menos entre 7- 8 horas diarias con una hora establecida para irse a la cama.

Más Información: ¿Por qué a veces despertamos con un brazo dormido?

Debemos procurar dormir en un ambiente relajado, libre de ruidos y cómodo.

2.- Es recomendable que a partir de las horas de la tarde se evite el consumo de cafeína o cualquier otra bebida de tipo estimulante.

3.- Antes de dormir se recomienda no utilizar aparatos electrónicos como teléfono, computador portátil o televisor.

4.- El ejercicio físico es de gran ayuda para el organismo, pero se recomienda no realizarlo en horas de la noche.

5.- Evitar el estrés excesivo con técnicas de relajación, yoga o meditación.

6.- Tomar un baño con agua tibia y alguna infusión o té relajante antes de ir a la cama.

Si presentas con frecuencia episodios de parálisis del sueño, es recomendable que acudas con un especialista para su correcto diagnóstico y posterior tratamiento.