Saltar al contenido

¿Qué es la neofobia alimentaria?


La neofobia alimentaria es conocida como el miedo a probar alimentos nuevos y por lo general suele presentarse en la infancia, expertos lo consideran como un trastorno de tipo restrictivo específico de la alimentación y estos sentimientos de miedo pueden estar relacionados a los colores de los alimentos, su olor, apariencia o textura lo que se conoce como aspectos sensitivos.

Causas de la neofobia alimentaria

Expertos en el tema explican que la causa probable de la neofobia alimentaria pueda ser un instinto primitivo ya que todos los seres vivos por razones de sobrevivencia muestran recelo o temor hacia las cosas desconocidas que pudieran amenazar con su vida.

Este instinto de supervivenca es considerado como un mecanismo de defensa que se activa ante una posible amenaza y es utilizado para evitar aquellos alimentos potencialmente venenosos que pudieran causarles intoxicación o la muerte.

Qué es la neofobia alimentaria
La neofobia alimentaria se presenta con mayor frecuencia en niños

Aún en la actualidad, los adultos utilizan este mecanismo para evitar alimentos de mal aspecto que pudieran causarles daños estomacales.

Incluso utilizan con mucho cuidado sus otros sentidos para realizar una inspección de la posible amenaza, en este caso, la vista, el olfato y hasta el gusto probando una pequeña cantidad para comprobar su sabor.

¿Qué pueden hacer los padres?

A pesar de que los niños son los principales protagonistas de la neofobia alimentaria, no cabe la menor duda de que para los padres se convierte en una verdadera batalla.

Los expertos en el tema han descrito algunos consejos que pudieran hacer más llevadera la situación con resultados positivos tanto para los progenitores como para los más pequeños.

Más Información: ¿Existe la fobia a las cosas nuevas?

En primer lugar, es necesario no obligar al niño a consumir los alimentos, suena sencillo decirlo pero, es una de las primeras opciones a las que recurren los padres.

Otra de las herramientas muy usadas por los padres son los sobornos, castigos o premios, este es un grave error, sin duda lejos de solucionar el problema, lo intensifica.

Una buena opción es crear el hábito de la comida en el niño, debe reconocer que ha llegado la hora de comer, sentarlo en la mesa junto con el resto de la familia y evitar cualquier distracción como televisores, juguetes o móviles.

Utiliza la imaginación a la hora de presentarle la comida al niño; no importa que sea la misma que el resto de la familia; puedes jugar con formas, colores, esto será atractivo visualmente y lo distraerá de la ansiedad que le provocan los nuevos alimentos.

Qué es la neofobia alimentaria
Utiliza la imaginación y presenta una comida divertida

Esta es una de las mejores técnicas pues permite que el niño transforme su ansiedad en experiencias positivas a la hora de comer.

También es buena idea ofrecer pequeñas raciones, así el niño tiene la posibilidad de repetir si lo desea.

Más Información: ¿Por qué a los niños no le gustan las verduras?

No es recomendable mostrar frustración frente al niño si no desea comer, solo se debe retirar el plato y no ofrecer ningún tipo de merienda o alimento hasta la próxima comida.

Si el niño ya ha aprendido a comer por su cuenta, déjalo que explore pues no es recomendable ofrecer comida a la fuerza.

Todos los niños tienen ritmos diferentes, unos comen más rápido, otro más lento, esto debe de respetarse; por otra parte el niño puede experimentar episodios de inapetencia debido a enfermedades o malestares, también es otra causa que merece respeto y no obligar al niño a comer.

Recuerda recurrir a tu pediatra especialista para que te guíe en la solución de este proceso, actúa con amor y paciencia para que el niño experimente experiencias positivas a la hora de comer y disminuya su fobia.