Saltar al contenido

¿Qué es la gingivitis?

Es una enfermedad que se aloja en las encías por acción de la acumulación de sarro a su alrededor. Se caracteriza por la inflamación, sangrado e irritación de la base del diente. Si no es tratada puede causar periodontitis.

¿Cuáles son los síntomas de la gingivitis?

Los síntomas de la gingivitis pueden identificarse con facilidad. Suele ser una inflamación e irritación de las encías, específicamente alrededor de la base del diente, causada por la acumulación de sarro y las bacterias existentes en él.

Así mismo, puede producir dolor y sangrado a la hora de cepillarse. Y pasado un tiempo producirá que la encía se retraiga hacia el maxilar, dejando la base al descubierto.

qué es la gingivitis

Más información: ¿Por qué es importante la salud bucal?

La gingivitis si no es tratada a tiempo puede acabar en periodontitis, ya que al descubrirse las raíces del diente éste se irá debilitando y se caerá. Durante el proceso también se puede producir mal aliento y sensibilidad dental.

¿Cómo se trata la gingivitis?

El tratamiento debe ser aplicado por un especialista. Básicamente se centra en realizar la limpieza dental para eliminar el exceso de sarro y evitar la formación de bolsas. De igual forma se puede alternar con ultrasonido y terapias con productos tópicos para prevenir la aparición de nuevo sarro.

qué es la gingivitis

 

Más información: ¿Por qué tenemos mal aliento al despertar?

En pacientes con un nivel más avanzado de gingivitis también se podría recetar antibióticos orales y tópicos. Al menos por 7 días. La gingivitis es totalmente curable y puede llegar a presentar 100% de mejoría luego de una sola consulta.

¿Cómo se previene la gingivitis?

La mejor forma de prevenir la gingivitis es teniendo una adecuada higiene bucal. Cumpliendo así con las técnicas de cepillado y cuidado. Al igual que asistiendo a la consulta cada año para realizar limpieza y retirar el sarro.

Más información: ¿Por qué el perejil ayuda a combatir el mal aliento?

De igual manera es fundamental cuidar la alimentación. Evitar consumir dulces y almidones en exceso, al tiempo que es vital reducir el consumo de tabaco, drogas y alcohol.