Saltar al contenido

¿Qué es la especulación en Economía?

Especulación en economía se refiere a la compra o venta de bienes a un precio con el fin de volver a venderlos o comprarlos en otro momento a precios diferentes y obtener una ganancia superior a la que rige como normal.  Para conseguir el efecto que persigue la especulación es necesario prever o provocar diferencias de precio en el tiempo.

La especulación en sentido general

La palabra ‘especulación’, (del latín speculatio), tiene dos acepciones. Una, desde el punto de vista filosófico y la otra, en el orden económico.

En su sentido originario, la palabra no tenía su actual matiz peyorativo; significaba sólo examinar algo atentamente.

Por ejemplo, para Aristóteles y Platón significaba contemplación, es decir saber teórico.

Especulación_mercados
a

Las filosofías medievales ahondaron esta diferencia de la especulación frente al saber práctico.

Descartes reservó el término para el saber infundado y que no tiene alcance práctico.

Kant, al delimitar las posibilidades de la razón, situó la especulación fuera de los límites de experiencia posible.

Sin embargo, para Hegel el saber especulativo vuelve a ser la forma superior del pensamiento.

Los hegelianos de izquierda, principalmente Karl Marx, rechazaron la noción de especulación como fuente de conocimiento.

Se puede denominar antiespeculativas también las tendencias positivistas, neokantianas, etc.

Especulación en economía

En ciencias económicas alude a la compra o venta de bienes a un precio con el fin de volver a venderlos o comprarlos en otro momento a precios diferentes.

Todo con el objetivo de obtener la mayor cantidad de ganancia posible.

Para esto, se requiere observar las posibilidades de variaciones de precio en el tiempo.

Relacionado: ¿Qué es una Devaluación Monetaria?

En algunos casos, es posible influir sobre los mercados para provocar esas diferencias.

Por ejemplo, al difundir noticias, casi siempre falsas, que aumentan o dosminuiyan el valor de ese bien.

En resumen sería: comprar barato, vender caro, volver a comprar y empezar de nuevo.

Todo nuevo, brillante, pero… inestable.

En las bolsas de valores, esto, se practica de modo constante y continuo.

Bolsa de valores

Son organizaciones privadas donde se reúnen cada cierto espacio de tiempo.

Está compuesta por personas que venden o compran valores (Bolsa de cambio o valores) o mercancías (Bolsa de comercio).

Se distinguen del mercado porque en la bolsa los acuerdos son concertados sin la presencia de los bienes que negocian.

Especulación_calculadora
En resumen, la especulación es: comprar barato, vender caro, volver a comprar y empezar de nuevo.

Asimismo, las operaciones son realizadas por agentes de cambio y bolsa que, actúan en nombre de sus clientes.

Así se tramitan acciones de compañías anónimas, bonos públicos o privados, además de otros dispositivos de negociación.

Estas bolsas surgieron a principios de la Edad Moderna, en algunas ciudades europeas para satisfacer las necesidades del capitalismo mercantil.

Efectos de la especulación sobre la economía real

La especulación se considera perniciosa y dañina para la economía.

Se puede aplicar tanto en mercaderías, como en bienes y valores.

La intención es adquirirlos a bajos precios y mantenerse sin producir esperando a que su importe suba para revenderlos a otro mayor.

Relacionado: ¿Por qué es importante el índice Big Mac en la economía?

Con una operación especulativa no se busca disfrutar de un bien o del servicio involucrado.

Sino de obtener un beneficio a través de las variaciones de su costo.

La especulación se fundamenta en pronósticos y un buen cálculo se premia.

Críticas a la especulación

Cuando algún gobierno pretende corregir con controles las variaciones de los precios.

Esto sería inoportuno para la conformación eficiente del precio, que tendría que estar supeditado por la oferta y la demanda.

Actuar así en los mercados, aminora la liquidez y se incrementan los costos de financiación de las empresas.

Si la especulación se lleva a cabo a través de mercados financieros, ésta puede ser estimulada por resoluciones gubernamentales.

Por ejemplo, con la emisión de dinero inorgánico que abarrote el mercado de dinero e inflación.

La especulación estimula el acaparamiento, el cual se fundamenta en: un procedimiento monopolista que consiste en retener mercancías con el fin de provocar un aumento de precios.

O, en formar reservas en previsión de un encarecimiento.